14 Razas de perros que deben llevar obligatoriamente bozal en Colombia

14 Razas de perros que deben llevar obligatoriamente bozal en Colombia

plantonambiental

Las estadísticas lo confirman: cerca del 40% de los hogares colombianos tienen una mascota, y la mayoría son perros, según la profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional, Myriam Acero.

Sin embargo, cuando se trata de perros de manejo especial la seguridad pública se convierte en una preocupación legítima. En zonas comunes y espacios públicos, el uso de bozal en estos caninos es fundamental para prevenir incidentes que puedan poner en riesgo a la comunidad.

Según la Ley 1801 del 2016 o el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana las 14 razas de perros que están categorizadas en los cuidados especiales son:

American staffordshire terrier, bullmastiff, dóberman, dogo argentino, dogo de Burdeos, fila brasilero, mastín Napolitano, bull terrier, pitbull terrier, american pitbull terrier, rottweiler, presa canario, staffordshire terrier y tosa japonés.

Vale recordar que en caso de incumplimiento un ciudadano común podrá denunciar la situación ante las autoridades, el respectivo procedimiento será que la Policía lo contactará para evidenciar el caso, la mascota será decomisada y el propietario tendrá multas económicas de cinco SMLDV por no llevar la traílla o collar, y de 10 SMLDV, por no usar bozal.

Durante el 2023 se han conocido algunos casos de perros o manadas de caninos que han agredido a menores de edad, adultos e, inclusio, otros animales. Estos ataques no han terminado solamente en lesiones sino en algunos casos hasta en la muerte de las víctimas.

El bozal es una herramienta esencial para prevenir tragedias y garantizar la seguridad de la comunidad. Al usar un bozal adecuado, se reduce significativamente la capacidad de un perro potencialmente peligroso para causar daño, proporcionando un nivel adicional de seguridad tanto para el propietario como para quienes lo rodean.

Quiénes más deben portar bozal

Según la Ley 746 de 2002, los perros que se consideran potencialmente peligrosos son aquellos que han tenido episodios de agresiones a personas, le hayan causado la muerte a otros perros o los que han sido adiestrados para el ataque y la defensa.

Aquella persona que lleve a su perro sin correa podría llegar a pagar multas que ascienden a cinco salarios mínimos legales diarios, es decir, unos 190.000 pesos para el año 2023. En caso de que el perro no porte bozal, el dueño tendría que pagar diez salarios mínimos legales diarios, es decir, unos 366.000 pesos.

Según la Ley 746 de 200, en su artículo 108-A, “la tenencia de ejemplares caninos en las viviendas urbanas y rurales requiere que las circunstancias de su alojamiento en el aspecto higiénico y sanitario, de alimentos y custodia, sean las adecuadas, y que no se produzca ninguna situación de peligro o incomodidad para los vecinos u otras personas en general, o para el propio animal”.

“Se permitirá la presencia de ejemplares caninos en los ascensores de edificios públicos y privados que, como guías acompañen a su propietario o tenedor. Para los demás ejemplares, será deber de la copropiedad reglamentar su permisibilidad”, añade en el artículo 108-B.

 datatelcMás información clic en la imagen


draristizabal

 

nectar

 

megbmusicp


Servicio social


alvaro duran

 

abogado

Contacto