Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Expertos han desarrollado un rostro animatrónico con inteligencia artificial (IA) capaz de aprender a imitar las expresiones faciales de una persona en tiempo real de manera autónoma, sin ningún tipo de patrones de movimiento programados por humanos


Los autores del proyecto argumentan que "la habilidad para generar expresiones faciales inteligentes y generalizables es esencial para construir robots sociales parecidos a humanos".

"Para adaptar el comportamiento robótico en tiempo real a diferentes situaciones que surgen al interactuar con sujetos humanos, los robots deben ser capaces de entrenarse a sí mismos sin requerir de etiquetas humanas, así como hacer decisiones de acción rápidas y generalizar el conocimiento adquirido hacia nuevos y diversos contextos", explican.

Con este desafío en mente, los ingenieros diseñaron a 'Eva', un rostro robótico provisto de una piel suave y dotado de una capacidad de aprendizaje basada en un sistema de percepción visual.

El proceso consiste en identificar puntos de referencia faciales de un humano, sistematizarlos y combinarlos con la imagen estática del prototipo, 'imaginando' cómo se verá su propio rostro de acuerdo con cada expresión humana.

Luego sigue un proceso inverso donde, con ayuda de redes neuronales, el androide traduce la imagen resultante en acción motora.

Los expertos esperan que en el futuro los robots capaces de responder a las emociones humanas resulten útiles en el campo del cuidado de la salud, sirviendo como una valiosa herramienta para asistir en la terapia de ancianos solitarios o bien como compañeros de aprendizaje social para los más pequeños.

mcp

Pin It