Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La robótica es una tendencias de futuro. La posibilidad de que una máquina adopte aspecto casi humano y sea capaz de operar casi en su totalidad, como una persona normal es un concepto que intriga


El ejemplo más evidente del avance de la tecnología hacia el auge de la robótica e inteligencia artificial es el proyecto desarrollado por Google (DeepMind). De ese proyecto derivó el supercomputador AlphaGo, el cual recientemente logró vencer al campeón del mundo de Go, un juego más complejo que el ajedrez y cuyo elevado número de combinaciones lo convierte en un reto casi imposible para una máquina.

El próximo reto fijado por el gigante informático resulta aún más ambicioso. Los responsables del programa DeepMind pretenden que un supercomputador sea capaz de derrotar a los mejores jugadores de Starcraft, un hito de gran envergadura.

Con este intenso progreso de la inteligencia artificial y trabajos como los realizados por Boston Dynamics, la robótica está comenzando a dejar de ser una temática de futuro para convertirse en una temática del presente. Los robots complementarán a los seres humanos incluso en las tareas más complejas. Veremos desde robots encargados de cuidar y limpiar el hogar hasta robots capaces de ofrecernos asistencia médica. Y es que muchas de las profesiones actuales podrán ser desempeñadas, en algún momento por un robot, que serán parte fundamental de por ejemplo, la industria 4.0.

Pero los expertos van más allá y auguran una sociedad en la que robots y seres humanos convivirán paralelamente y en igualdad de condiciones. Una sociedad en la que, a simple vista será imposible distinguir entre un ser humano y un robot y ambos tendrán acceso a las mismas oportunidades.

gifgooglenews

americanenglishcompany