Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tu teléfono móvil contiene información sensible sobre ti, desde mensajes privados hasta datos personales, contactos, emails, números bancarios...la lista puede llegar a ser interminable


Por eso, si hackean tu celular, lo mejor es que tomes medidas cuanto antes. El problema es que muchas veces no somos capaces de identificar las señales a tiempo. Pero tenemos buenas noticias: no necesitas ser un experto en tecnología para saber si tu teléfono fue comprometido.

1. Funciona más lento

Si el rendimiento de tu teléfono es más lento de lo habitual, podría deberse a que hay un programa malicioso o malware que causa su ralentización. Ese tipo de virus puede afectar al desempeño del dispositivo, lo cual se reflejaría en la velocidad a la que se conecta a la red.

Pero hay que tener en cuenta que esto también podría deberse a ciertas actualizaciones del sistema operativo, como reconoció recientemente Apple.

2. Sobrecalentamiento

Si notas que el dispositivo está demasiado caliente... mala señal.

Podría deberse a que una aplicación maliciosa esté ejecutándose en segundo plano, explican desde la tecnológica estadounidense Intel.

3. La batería se agota antes de lo previsto

El mismo motivo que causa el sobrecalentamiento puede desencadenar el desgaste de la batería.

Es posible que este efecto se deba también a una actualización del sistema que afectó a la pila del teléfono, pero si el cambio es demasiado drástico siempre es mejor tenerlo en cuenta, se lee en el sitio web Móvil Zona.

4. Recibes y envías mensajes desconocidos

Es probable que sean tus amigos o familiares quienes perciban esta señal antes que tú, si es tu dispositivo el que está enviando los mensajes, ya sea a través de SMS o vía WhatsApp.

A veces se trata de ofertas trampa que se transmiten en forma de virus de un terminal a otro. Esto mismo puede ocurrir con correos electrónicos.

El primer consejo a tener en cuenta: bórralo cuanto antes y no hagas clic en ningún enlace.

5. Ventanas emergentes