Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ley de protección de datos de 2016 impuso un plazo límite para que la red social se ajustara a la normativa y almacenara los datos personales de los usuarios


Rusia amenazó este martes con desconectar la red social Facebook el próximo año si no cumple con la nueva ley que obliga a los proveedores de contenido en internet a almacenar los datos personales de usuarios rusos en servidores ubicados en este país.

"La ley es obligatoria para todos. Lograremos que se cumpla o la compañía cesará su actividad en Rusia, como ya sucedió con Linkedin. No hay excepciones", dijo a los periodistas Alexandr Zhárov, jefe de Roscomnadzor, órgano encargado de velar por el cumplimiento de las normas en el ámbito de las comunicaciones e información.

La ley de protección de datos aprobada en julio en 2016 da un plazo de dos años para que los proveedores (redes sociales y servicios de mensajería, entre otros) se adapten a la nueva normativa que les obliga además a grabar y almacenar durante seis meses todas las conversaciones de sus clientes.

No habrá inspecciones de momento La compañía dirigida por Mark Zuckerberg, propietaria también de la red social Instagram y del servicio de mensajería WhatsApp, ha informado a Roskomnadzor acerca de que estudia las opciones para cumplir con la legislación. "No tenemos planes de inspeccionar a Facebook en 2017, pero en 2018 nos plantearemos si hacerlo.

Partimos de la buena voluntad, porque la compañía nos ha enviado una carta oficial y hasta ese momento no vamos a hacer inspecciones", afirmó Zhárov. Preguntado al respecto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo este martes que Facebook "es una empresa comercial que gana dinero y que debe hacerlo de acuerdo a las leyes de la Federación de Rusia".

Poco después de su aprobación, los grandes operadores de telefonía y proveedores de contenidos pusieron el grito en el cielo y advirtieron de que poner en práctica la normativa, llamada por los críticos como la ley del Gran Hermano, costará decenas de miles de millones de dólares.

Fuente: AFP

gifgooglenews