Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ya es común que llevemos el teléfono móvil al inodoro. Ahí enviamos mensajes, revisamos Facebook o Instagram, pero nunca nos imaginamos que un mal movimiento puede terminar con el celular sumergido en la taza del baño


Lo ideal es actuar rápidamente para evitar una muerte, casi segura, de su móvil. Para ello debes seguir algunas instrucciones, indica Gizmodo.

Sacarlo del agua

Mientras menos tiempo pase en el agua, mejor. Los circuitos, mientras más contacto con el agua tengan, pueden sufrir daños irreparables.

Sacar la batería

El agua es un buen conductor de electricidad, por lo que mantenerlo encendido puede provocar algún cortocircuito que queme partes de su teléfono. Ahora, si tiene un iPhone y no puede desmontar la batería, apágelo inmediatamente.

Secar el teléfono

Lo ideal es hacerlo lo antes posible, utilizando una toalla o algo para succionar el agua que hay al interior. Siempre debe hacerlo apagado y evitar que el agua se evapore, para que no haya corrosión.

Poner el teléfono en algún tipo de secante

Generalmente las carteras, mochilas o zapatos, traen unas bolsitas blancas con pelotitas, ese es un gel secante de sílice, poner su teléfono ahí para secarlo, o utilizar arroz, puede darle una segunda oportunidad a su equipo. Hagalo con el móvil envuelto en toalla de papel, para que absorba mejor el agua.

Lo que no debe hacer

  • No use un secador de pelo para eliminar el agua. El calor que emana podría dañar las piezas también.
  • No lo ponga en un horno microondas. Producirá un cortocircuito y se quemarán los componentes electrónicos.
  • No sumergirlo en alcohol. El inodoro es un foco de infecciones, pero el alcohol es un solvente que puede dañar los adhesivos interiores, desconectando algún circuito del teléfono. Úselo solo en las partes plásticas exteriores.

gifgooglenews

americanenglishcompany