Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La inteligencia artificial cada vez avanza más rápido y se ha convertido en un aspecto importante de la educación debido a que cada vez más compañías lo ven como una oportunidad de negocio


Enseñanza digital

La Universidad Georgia Tech en Atlanta, Estados Unidos, utilizó una asistente de enseñanza llamada Jill Watson para uno de sus cursos de postgrado.

Pero la particularidad era que Jill era en realidad un robot, que ayudó a los estudiantes y respondió sus preguntas en un foro online, sin revelar su identidad.

Lo único que notaron los estudiantes fue que Jill contestaba las preguntas y daba retroalimentación mucho más rápido que cualquiera de los otros asistentes.

Para los expertos, los profesores robots cada vez son más sofisticados y presentan grandes ventajas frente a los humanos, siempre están listos para responder, no se cansan, aburren, ni distraen.

La automatización de los trabajos

Los expertos prevén que con el progreso de la inteligencia artificial, profesiones como abogados, contadores y gerentes puedan ser reemplazados por robots. ¿Pero qué pasa con la enseñanza?

Para el empresario en tecnología de la educación, Donald Clark, es un error pensar que la educación quedará libre de la automatización.

El experto plantea que dado que la automatizaciòn destruirá trabajos, podemos usarlo para un bien social como el aprendizaje.

¿El futuro de la educación?

La asistente de enseñanza robot de Georgia Tech no es la única. IBM desarrolló el sistema computarizado Watson, que responde preguntas en lenguaje ordinario y que está siendo utilizado como parte de un proyecto experimental de la compañía de educación global Pearson.

La compañía está probando un proyecto de educación digital que combina un libro interactivo, un tutor automatizado y un curso en línea.

Pearson está probando un proyecto de educación digital que combina un libro interactivo, un curso en línea y un tutor automatizado.

Si bien hay muchos escépticos, la automatizaciòn está avanzando y nuevas propuestas surgirán en torno a sus habilidades para la enseñanza. 

gifgooglenews