Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Sin pornografía no existirá la Internet como la conocemos hoy en día. Es una afirmación atrevida, pero algunos expertos atribuyen a la pornografía el haber popularizado muchas actividades que hoy damos por hecho


Desde la transmisión de videos y las cámaras web, hasta las transacciones de tarjetas de crédito y las suscripciones por correo electrónico.

La realidad virtual es una de las áreas en que la industria de la tecnología está tratando de hacer dinero, y los desarrolladores de dispositivos sexuales, sitios de chat con cámaras y los videos pornográficos ya están reclamando sus derechos.

Pero estas nuevas formas de inmersión están causando preocupación entre los terapeutas que tratan a personas que dicen que la pornografía les ha causado problemas emocionales y físicos.

Y plantean cuestiones sobre cómo será el futuro de nuestras relaciones, tanto en Internet como en la vida real.

Kiroo es sólo una de muchas compañías cuyo éxito futuro descansa en la creciente popularidad del sexo de realidad virtual. El equipo, basado en Amsterdam, Holanda, lanzó su empresa con juguetes sexuales interactivos para parejas a larga distancia.

Pronto se dieron cuenta de que sus productos eran compatibles con la nueva variedad de películas pornográficas de realidad virtual.

Sus dispositivos mejoran la pornografía de realidad virtual añadiendo la sensación física a una experiencia visual de inmersión, explica Maurice Op de Beek, el jefe de tecnología de la firma.

Los videos pornográficos son filmados desde una perspectiva en primera persona. Después son codificados para que las imágenes vistas en pantalla correspondan con los movimientos que hacen los juguetes.

A pesar de que hay más videos que se filman desde un punto de vista masculino, también hay muchos dirigidos a las mujeres. Las cifras de venta de la compañías sugieren que los jóvenes de entre 20 y 30 años son uno de los principales mercados.

Tanto hombres como mujeres compran los productos, pero Maurice reconoce que los juguetes sexuales diseñados para mujeres son limitados.

Aunque los aparatos para hombres funcionan de forma independiente, los que son para mujeres requieren más participación de la usuaria.

"Eso cambiará", dice Maurice. "Tendremos un nuevo producto que tendrá mucha más inmersión". Todos los dispositivos serán "mucho más realistas" en el futuro, agrega.

"Habrá todo tipo de juguetes conectados a las películas, para que tengas una experiencia total, (con dispositivos) que se mueven de todo tipo de maneras".

gifgooglenews