Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El aplauso es uno de los sistemas más tempranos y universales de interactuar


En el mundo antiguo era aclamación, pero también era un tipo de comunicación masiva temprana, que conectaba a la gente -entre ellos y con sus líderes- instantáneamente, visualmente y por supuesto, en volumen alto.

Hoy en día es muy parecido. En un estudio, en el teatro, en los lugares en los que las personas se convierten en público, todavía golpeamos una mano con la otrapara expresar nuestra apreciación, para crear, en espacios cavernosos, una conexión.

Pero también estamos reinventando el aplauso para un mundo en el que, técnicamente, no se usan las manos. Nos aplaudimos mutuamente los mensajes con "Me gusta" y emojis, vinculando y compartiendo contenido para amplificar el impacto.

La costumbre de aplaudir fue formalizada en la cultura Occidental en los teatros.

En la época del Imperio romano, cuando el arte y la política se mezclaban, uno de los principales métodos utilizados por los políticos para evaluar su nivel de aceptación era midiendo los aplausos que recibían incluso cuando se paseaban por las calles.

Para evitarse cualquier decepción, el emperador Nerón llegó a ordenar que 5.000 de sus soldados lo aplaudieran y adularan cada vez que salía a escena.

En ese mismo espíritu nació el claque, que es como se le llamaba a un grupo de personas contratadas para aplaudir en las salas de teatro y ópera, una costumbre que empezó en el siglo XVIII y se extendió por Europa y llegó a América en el siglo XIX.

Varios personajes que más tarde llegaron a ser famosos fueron claqueros o "aplaudidores", entre ellos el legendario cantante de tango Carlos Gardel.

Aplaudir es la mejor manera de representarnos como una multitud.

Sin embargo, a medida de que nos vamos convirtiendo cada vez más en una audiencia de uno, escuchando nuestra música favorita en casa o en privado, con audífonos, en la calle, ¿qué pasa con la expresión colectiva de apreciación?

"No existe la expresión colectiva pero cuando lees lo colectivo -como cuando recibes 50 'me gusta'- esa es la búsqueda del aplauso", le dice a la BBC la identificadora de tendencias Faith Popcorn.

Popcorn que acuñó en los 80 el término cocooning, "que describe cómo la gente trata de refugiarse de la dura realidad del mundo exterior quedándose en casa". "Es una generación visual", señala, refiriéndose a los llamados nativos digitales omillennials.

"Utilizan jeroglíficos para expresar aprobación, como una carita sonriente, o tres caritas sonrientes".

En ese sentido, no está muy lejos de la descripción del aplauso que dio el zoólogo y etólogo británico Desmond Morris: "Es darle una palmadita en la espalda al artista desde la distancia".

gifgooglenews

todoslosarticulospoinciana