nectarsidebar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Pin It

Científicos de la Universidad de California señalan que la Tierra podría ocultar en sus profundidades gigantescas masas de roca del tamaño de los continentes y de miles de millones de años de antigüedad


El descubrimiento, según los científicos, podría arrojar algo de luz sobre la historia primordial del planeta y del Sistema Solar temprano.

Antiguas masas de roca han permanecido aisladas desde antes de la colisión que creó la Luna hace 4.500 millones de años. Estas enormes anomalías rocosas subyacen cientos de kilómetros debajo de la corteza terrestre, ofreciendo una posibilidad para obtener más detalles sobre los bloques de construcción de nuestro planeta.

Lea Este es el volcán latinoamericano que ‘enfrió' la Tierra en el siglo VI

El estudio utilizó modelos especiales y revela que las antiguas regiones rocosas del tamaño de un continente rodean el núcleo externo líquido de la Tierra. Antes, los científicos teorizaron que los continentes separados en el manto profundo provenían de placas oceánicas subducidas. Sin embargo, el nuevo estudio indica que estas regiones podrían haberse formado de un antiguo océano de magma que se solidificó durante el comienzo de la formación de la Tierra y podrían haber sobrevivido al impacto masivo que creó a la Luna.

Siempre ha sido difícil estudiar estas provincias gigantes en el interior profundo de la Tierra, dado que existen muy por debajo de la superficie, a unos 2.900 kilómetros, cerca del límite del manto y el núcleo líquido externo del planeta.

logogooglenews
Pin It