Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las llamaradas solares son explosiones de radiación de gran alcance. Las radiaciones nocivas de una llamarada no pueden pasar a través de la atmósfera de la Tierra y afectar físicamente a los seres humanos en la superficie terrestre


Cuando es lo suficientemente intensa- pueden perturbar la atmósfera en la capa donde viajan las señales GPS y las comunicaciones.

Por ahora, según se informó, sobre el norte de Estados Unidos y sur de Canadá se podrán ver auroras boreales, que es un fenómenos que se da cuando las partículas cargadas por el Sol chocan contra la atmósfera de la Tierra y nuestro campo magnético las dirige hacia los polos.

Por tercer día consecutivo tiene lugar en la atmósfera del sol una serie de fulguraciones, según informó el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol del Instituto de Física de la Academia de Ciencias de Rusia —LRAS, por sus siglas en ruso—.

El 22 de abril, según el ente, se registraron 11 fulguraciones de clase C o superiores. Hoy, ya se han registrado cuatro de esos eventos en los que ocurre una liberación súbita e intensa de radiación electromagnética en la atmósfera del astro rey.

Las fulguraciones solares se clasifican como A, B, C, M o X —de más débiles a más intensas—, de acuerdo con su potencia.

Según Serguéi Kuzin, director del laboratorio, las nubes de plasma que arroja el sol durante las fulguraciones recientes pueden provocar una tormenta magnética en la Tierra en unos dos o tres días. De hecho, el LRAS pronostica en 40% la probabilidad de una tormenta solar débil el venidero 25 de abril.

mcp

Pin It