nectarsidebar

comunicadomegacityp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Varias especies de primates demostraron que comprenden el lenguaje de sonidos, al igual que los humanos, lo que indica que compartimos un antepasado que ya entendía este forma de comunicarse


Una de las características principales del ser humano es la capacidad del lenguaje. Esto nos otorga una ventaja evolutiva sobre otras especies, ya que la humanidad ha prosperado a raíz de compartir pensamientos, cultura, información y tecnología, todo ello transmitido a través de palabras. 

Los investigadores de la Universidad de Warwick, Reino Unido, han logrado estimar la época en la que establecimos las bases de lo que sería nuestra comunicación actual. Ese momento está mucho más atrás de que fuéramos humanos, hace unos 30 o 40 millones de años, en un ancestro común que compartimos con monos y simios.

Para el experimento, el equipo de investigación creó una especie de lenguaje de sonidos con el fin de comparar la capacidad de reconocer dependencias no adyacentes entre tres especies de primates diferentes que no comparten un idioma común. 

“La mayoría de los animales no pueden producir dependencias no adyacentes en sus propios sistemas de comunicación natural”, explicó Stuart Watson, investigador de la Universidad de Zúrich y que también participó en el estudio.

Al aplicar este lenguaje de sonidos en diferentes primates, se llegó a la conclusión que las especies podían procesar fácilmente las relaciones entre los elementos sonoros adyacentes, pero también pudieron entender las no adyacentes.  Esto indica que la capacidad para procesar los mecanismos de dependencia no adyacente se ha extendido en la familia de los primates. Además, esto implica que esta característica del lenguaje ya existía en nuestros antepasados primates, anterior a la evolución del lenguaje mismo. 

“Se han realizado experimentos similares en animales antes. Sin embargo, presentamos los primeros datos que muestran que los chimpancés son capaces de procesar este tipo de secuencias acústicas. Esto es crucial porque, como nuestros parientes vivos más cercanos…”, dijo Stuart Watson haciendo referencia a que llevamos millones de años compartiendo con los primates la capacidad de entender el contexto y la relación entre palabras o sonidos.

Descuentos en Megacity:

megacityp

 

logogooglenews

Pin It

colombianocompracolombianopc