Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El objetivo, la mira, está puesta en Marte​. Las misiones tripuladas al planeta rojo que la NASA quiere empezar a volar en los años 2030


Hay que tener en cuenta que estos pioneros deberían ser capaces de volver a la Tierra en un tiempo relativamente corto, según los funcionarios de la agencia espacial estadounidense.

Sin embargo, la historia cambia para aquellos que decidan quedarse. Vivir permanentemente en Marte, o en cualquier otro lugar fuera del planeta, podría suponer la necesidad de ajustes en el ADN ​de la especie humana, dicen los expertos.

La ingeniería genética y otras tecnologías avanzadas “podrían tener que entrar en juego si la gente quiere vivir y trabajar y prosperar, y establecer su familia, y permanecer en Marte”, afirmó Kennda Lynch, astrobióloga y geomicrobióloga del Instituto Lunar y Planetario de Houston, Estados Unidos, durante un seminario web organizado por la Academia de Ciencias de Nueva York.

En el seminario llamado “Alienación de Marte: Desafíos de la colonización espacial”, la científica sostuvo: "Es entonces cuando este tipo de tecnologías pueden ser críticas o necesarias”, dijo.

Los científicos ya han insertado genes de animales diminutos, adorables y famosos por su resistencia que pueden sobrevivir al vacío del espacio, en células humanas en el laboratorio.

Justamente estas células manipuladas mostraron una mayor resistencia a la radiación, aportó también Christopher Mason, un genetista de Weill Cornell Medicine, la escuela de medicina de la Universidad de Cornell en la ciudad de Nueva York., según refleja Israel Noticias.

La NASA y otras agencias espaciales ya toman medidas para proteger a sus astronautas. Primero, físicamente, mediante el blindaje de naves espaciales. También desde el aspecto farmacológico a través de medicinas.

mcp

Pin It