Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las poblaciones de insectos en el oeste de Alemania están desapareciendo, lo que conlleva un fuerte impacto en los hábitats y en las cadenas alimenticias


Desde 1982, más de 80 millones de insectos fueron recolectados en la región de Krefeld, a orillas del río Rin y cerca de la frontera con los Países Bajos. Allí está ubicada la Sociedad Amateur de Entomología, donde se conservan en botes con etanol escarabajos del tamaño de un puño, mariposas y libélulas, entre otras especies.

Los investigadores expresan que la cantidad de insectos ha disminuido considerablemente, aunque recién en 2011 percibieron la gravedad de un problema que cada año se agrava.

Lea Hoteles para abejas, proyecto que busca conservar esta especie

Según pudieron comprobar, desde que comenzaron el estudio la biomasa de insectos voladores disminuyó en un 76 %.

La inminente extinción

El humo emanado por las chimeneas industriales de la zona o los pesticidas con los que rocían los campos sembrados, ubicados junto a una reserva protegida. Este contexto lo advirtió el profesor de ecología Hans de Kroon al estudiar, en 2011, el declive de la cantidad de aves en la región.
En ese sentido, Kroon destacó que en Europa occidental los ambientes naturales "se están reduciendo" y que "los campos agrícolas son muy hostiles para los insectos". "No hay alimento, son envenenados", advirtió. "Las áreas naturales también están más y más aisladas. Los insectos no pueden ir de un lugar a otro", siguió el especialista, quien aseguró que la causa de las extinciones es "antropogénica".

gifgooglenews

todoslosarticulospoinciana