Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se recopilaron datos para conectar a unas seis mil especies. El estudio, dice, será útil para predecir de qué manera puede afectar el cambio climático a algunos animales


Los intentos por construir un atlas que reúna todas las especies de los mamíferos han sido diversos, investigadores de las universidades de Aarhus (Dinamarca) y de Gotemburgo (Suecia) acaban de presentar una pieza que intenta ir un poco más allá. Además de agrupar a los animales vivos, incluyeron un grupo que antes había estado ausente: los mamíferos extintos recientemente. 

La investigación intentó conectar unas seis mil especies. Para hacerlo construyeron durante meses una robusta base de datos. Buscaron en viejas investigaciones y en registros guardados en diferentes museos. Paulatinamente, llenaron los vacíos de los animales que no hacían parte de su muestra. 

Posteriormente, saltándonos muchos detalles técnicos, para agregar las especies extintas al árbol genealógico de los mamíferos, los investigadores analizaron evidencias de ADN y  datos que arrojaron excavaciones de fósiles en todo el mundo. Un poderoso algoritmo les ayudó a organizar la información y a ubicar en los rangos a las especies que no estaban en sus cuentas.

La investigación, advierte que también es clave para predecir de qué manera puede afectar el cambio climático a las especies. ¿La razón? A los ojos de los investigadores, para averiguar como este fenómeno perjudicará a animales específicos hay que identificar los rangos naturales de las especies que, por la presencia humana, se han ido reduciendo paulatinamente.

Así lo explicaron con este ejemplo al diario ABC de España: “Los osos pardos pueden ser emblemáticos de Alaska o Rusia, pero su rango solía extenderse desde México hasta el norte de África antes de la caza generalizada practicada por los humanos. Si queremos predecir cómo un clima cálido afectará a estos osos, no podemos excluir estas áreas naturales de su rango”.

Fuente: El Espectador 

gifgooglenews

americanenglishcompany