Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La firma española Sylentis ha desarrollado un compuesto para tratar enfermedades de la retina, como la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética, que se administrará mediante gotas oftálmicas en lugar de inyecciones intraoculares


Un nuevo compuesto, desarrollado por la empresa de biotecnología Sylentis, es capaz de penetrar en la retina para tratar la degeneración macular asociada a la edad y la retinopatía diabética, simplemente con la administración de gotas oftálmicas.

El fármaco SYL136001v10 de la firma del grupo PharmaMar está todavía en fase preclínica. “Su eficacia ha sido probada en modelos animales y los ensayos con humanos se iniciarán a finales de 2018", comenta a Sinc Covadonga Pañeda, gerente de I+D de Sylentis.

Un estudio sobre el SYL136001v10, cuya autora principal es Pañeda, se presentó a finales de septiembre en el XIII Encuentro Anual de la Sociedad Terapéutica de Oligonucleótidos, celebrado en Burdeos (Francia).

Objetivo: silenciar la expresión de la proteína NRARP La responsable explica que este compuesto “es un ARN pequeño de interferencia (ARNi) diseñado para silenciar la expresión de NRARP, una proteína que controla la formación de nuevos vasos sanguíneos en la retina”, agrega.

De este modo –indica–, “el fármaco ejerce su acción entrando en las células de la retina, donde impide la síntesis de esta proteína y bloquea la formación de nuevos vasos, que es una de las características fundamentales de enfermedades degenerativas de la retina”.

Los compuestos usados en la actualidad para el tratamiento de estas dolencias están basados en anticuerpos grandes que no pueden penetrar desde la superficie ocular hasta la retina, por lo que deben ser administrados mediante inyecciones intravítreas.

Así, “los pacientes que sufren degeneración macular asociada a la edad o retinopatía diabética deben dirigirse al hospital donde los tratamientos se realizan con inyecciones oculares, lo que resulta molesto y doloroso, además de suponer una importante inversión económica para el sistema sanitario”, dice Covadonga Pañeda.

Funte: Agencia Sinc 

 

americanenglishcompany