Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Es indudable que la naturaleza es cruel. Algunas criaturas atormentan a otras horriblemente para alimentarse y reproducirse, o incluso solamente para jugar. Y muchos animales se comen a miembros de su propia especie por sustento o por conseguir supremacía


Hay, sin embargo, un comportamiento que es incluso más extremo que el simple canibalismo. Suena como una idea del célebre personaje de ficción Hannibal Lecter y no algo que favorecería la evolución, pero lo cierto es que ocasionalmente algunos animales se comen partes de sus propios cuerpos.

Ese extraño comportamiento se conoce como "autocanibalismo".

Hay hechos dolorosamente bien documentados, que incluyen a perros, felinos, osos y simios, de animales que se han comido la piel, los músculos, tendones y huesos, tras quedar atrapados.

Pero, aunque parezcan extremos, no representan casos de autocanibalismo. Y es que esos animales no se comieron a sí mismos, sino que, simplemente, eliminaron partes de su cuerpo.

 Y es algo que tiene una clara lógica. Después de todo, es mejor perder una pata que la vida.

Cuerpo "reciclado"

Otros animales se muerden partes de su cuerpo, aparentemente por razones menos sensatas. Las ascidias se comen su propio cerebro como parte de su ciclo de vida.

También conocidas como tunicados, son animales simples que viven en el océano. Comienzan su vida como larvas nadadoras parecidas a renacuajos mínimos, pero luego se adhieren a una roca u otra superficie y, a partir de ese momento, no se vuelven a mover más nunca.

Como sucede con las orugas, experimentan una metamorfosis y se vuelven irreconociblemente distintas.

De adultas, lucen como pequeñas bolsas abultadas y sobreviven filtrando alimento del agua que las rodea.

"El cuerpo de la larva tiene una estructura básica, con un muy simple cordón nervioso que recorre su parte posterior, parecido a la columna vertebral de animales más complejos", dice John Bishop, de la Asociación de Biología Marina de Reino Unido.