Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un océano podría cubrir la superficie de Próxima b, discreto planeta cercano al nuestro (a 4,2 años luz de la Tierra) y cuyo descubrimiento causó gran revuelo en agosto pasado


Un equipo dirigido por el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y la Universidad de Aix-Marsella efectuó simulaciones detalladas pensando en que Próxima b sea potencialmente habitable y una de ellas arroja esta posibilidad. 

Si este planeta tuviera un radio máximo de 8.920 km, estaría compuesto de un 50 por ciento de rocas, rodeadas de 50 por ciento de agua. Toda esa agua formaría un inmenso océano de 200 km de profundidad, y recubriría toda la superficie del planeta.
 
El otro escenario es que, si es pequeño –los investigadores evaluaron su radio mínimo en unos 5.990 km–, sea muy denso. Su núcleo sería metálico y muy grande. Formaría por sí solo los dos tercios del planeta. El resto estaría compuesto de un manto rocoso y –por qué no– de un poco de agua.

“Este primer caso no excluye la presencia de agua en la superficie del planeta, como ocurre en la Tierra, donde la masa de agua no supera el 0,05 por ciento de la masa del plantea”, precisa un comunicado común del CNRS y la Universidad de Aix-Marsella.

gifgooglenews