Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Este académico israelí, quien en 2014 saltó a la fama por su libro Sapiens: una historia breve de la humanidad, ahora vuelve a la carga con otra publicación Homo Deus: una breve historia del mañana


"Es posible que seamos una de las últimas generaciones de Homo Sapiens", sentencia. Con el avance de la tecnología y el desarrollo de la inteligencia artificial (IA), Harari sólo ve dos opciones posibles para nuestro futuro: morir o evolucionar.

"En un siglo o dos, o nos destruiremos o -lo más probable- utilizaremos la tecnología para hacernos una actualización a algo distinto". Se trata, en otras palabras, de unas nuevas reglas en el juego de la vida.

Para el autor, el hecho de que ahora podamos manipular la genética, crear máquinas superinteligentes y tener más que nunca acceso a toneladas de información nos llevará, inevitablemente a una nueva revolución liderada por el diseño de la inteligencia.

"La vida que evolucionará romperá con el reino orgánico para pasar al inorgánico, con la creación de la primera forma de vida inorgánica", sigue contando. Harari explica cómo durante 4.000 millones de años, la vida ha evolucionado gracias a la selección natural y estaba confinada al reino orgánico.

"No importa si eres una ameba, un dinosaurio o un Homo sapiens. Estás hecho de compuestos orgánicos", explica. Y lo que ha diferenciado a los humanos del resto del mundo animal son nuestras habilidades físicas y cognitivas.

Con la revolución industrial, sin embargo, esas habilidades físicas fueron superadas con las máquinas. Pero nos quedaba nuestro tesoro más preciado: el cerebro.

Y esa capacidad cognitiva ahora nos ha hecho capaces de crear una inteligencia artificial que, según el historiador, nos superará en un futuro no muy lejano.

gifgooglenews

americanenglishcompany