Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Consejo de Estado de Colombia admitió hoy una demanda de nulidad contra el decreto que autoriza a la Policía a decomisar la dosis mínima de drogas en espacios públicos, que entró en vigor el pasado 1 de octubre


El Consejo de Estado admitió la demanda de nulidad en contra del decreto de dosis mínima expedido por el presidente Iván Duque.

La demanda se radicó el pasado 2 de octubre porque se considera que el decreto "viola los derechos fundamentales de los consumidores" y "no establece las medidas y tratamientos administrativos de orden pedagógico, profiláctico o terapéutico para las personas que consumen dichas sustancias".

Le interesa 

>> Multas hasta de $208.000 a personas que porten o consuman estupefacientes en espacios públicos

El decreto estipula que los decomisos de droga que superen la cantidad autorizada como dosis mínima serán judicializados bajo la legislación vigente definida en la Ley 30 de 1986 por la cual se creó el Estatuto Nacional de Estupefacientes.

En el país está establecido que la dosis para uso personal en el caso de la marihuana no deberá exceder los 20 gramos, mientras que la de cocaína será de máximo un gramo y la de metacualona no podrá ser de más de dos gramos.

La nueva reglamentación autoriza a las autoridades de las herramientas necesarias para confiscar cualquier cantidad de droga que un ciudadano porte en espacios públicos y evitar así que los expendedores utilicen la dosis mínima para inducir a niños y jóvenes al consumo.

Lea

>>En Cajicá, Chía, Tabio, Cota y Sopó han incautado 13.400 dosis mínimas

>>Se habilitará línea telefónica para denunciar jíbaros y ollas de drogas

Lo anterior debido a que, según un estudio del Observatorio de Drogas del Ministerio de Justicia dado a conocer en junio pasado, el consumo en estudiantes está en aumento.

El "Estudio nacional de consumo de sustancias psicoactivas en población escolar – Colombia 2016", que contó con datos de 3.243.277 estudiantes entre 12 y 18 años, determinó que el 15,9 % de los consultados probó alguna sustancia ilícita como cocaína, marihuana, "popper" o LSD en algún momento de su vida.

El creciente consumo de drogas en el país coincide con un récord de las hectáreas dedicadas al cultivo de coca, que según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por su sigla en inglés) pasó de 146.000 hectáreas en 2016 a 171.000 en 2017