Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Más de 250.000 niños y niñas han sufrido efectos del conflicto en Colombia desde que iniciaron conversaciones de paz entre el Gobierno y las FARC 


Unicef dijo que durante el mismo periodo, grupos armados no estatales utilizaron o reclutaron a unos 1.000 niños según datos verificados tanto a nivel nacional como por Naciones Unidas.

Mientras siguen negociaciones para poner fin a medio siglo de guerra en Colombia, es crucial conseguir que intereses y protección de niños sea una prioridad”, dijo Roberto De Bernardi, representante de UNICEF en Colombia. 

El informe dice...

La organización señala que las conversaciones de paz ayudaron a mejorar la situación sobre el terreno: entre 2013 y 2015 el número de niños asesinados o heridos por minas terrestres y artefactos explosivos sin detonar se redujeron a la mitad, del mismo modo el número de desplazados disminuyó en un 40%.

Sin embargo, durante el mismo período la violencia generalizada y lucha persistente entre diferentes bandos continúan poniendo en riesgo las vidas de los infantes. Según las Naciones Unidas y datos nacionales:

  • Más de 230.000 niños resultaron desplazados
  • Por lo menos 75 murieron y otros 180 resultaron heridos
  • Casi 130 niños fallecieron o resultaron heridos por las minas terrestres y  municiones sin explotar
  • Al menos 180 fueron víctimas de violencia sexual
  • 65 escuelas resultaron dañadas por  combates o fueron utilizadas para fines militares
  • Al menos 10 maestros asesinados

El desplazamiento forzoso, inseguridad, temor al reclutamiento, amenaza de violencia social y presencia de minas antipersonal son causa de que los niños abandonen la escuela, según el informe. Los chicos que viven en zonas de conflicto representan el 40% del número de menores en edad de primaria y secundaria básicas que no van a la escuela.

Unicef resalta los siguiente:

  • Los niños y niñas vinculados a grupos armados son ante todo víctimas. Necesitan que se les proteja, que se reúnan con sus familias y que se ofrezca el apoyo que necesitan para reintegrarse a la sociedad.
  • La liberación de todos los menores de 18 años de grupos armados no debería supeditarse a resultados del acuerdo de paz. No hay lugar para los niños en la guerra.

UNICEF trabaja con sus asociados en Colombia para ayudar a esta población a adquirir aptitudes para la vida que les protejan de la violencia, para educar a comunidades sobre minas terrestres, promover paz, educación cívica, acceso a justicia, verdad y reparación.

gifgooglenews