Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esta semana el país vio dos anuncios relacionados con sistemas de transporte masivo: el metro de Bogotá y el Regiotram, para conectar Cundinamarca con la capital. Los dos tienen algo en común y es que usan rieles, un medio de transporte poco utilizado en el país


En el caso del Regiotram, se logrará, luego de muchos años sin que el país viera este modo de transporte, conectar dos poblaciones a través de un tren ligero para el transporte de pasajeros, logrando una capacidad máxima de 12.600 pasajeros en hora pico.

Esta obra, tal como señaló el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, “tendrá 41 kilómetros, desde el centro de Faca hasta la Calle 26 con Caracas, con 17 estaciones y permitirá que los facatativeños tarden 48 minutos” en un recorrido considerado como “el gran proyecto emblemático para que la competitividad no se interrumpa” en la región.

La futura habilitación de un nuevo corredor férreo comercial hace válido preguntarnos: ¿cuál es la estructura del sistema férreo en Colombia, más allá de los proyectos que se harán en los próximos años?

De acuerdo con las cifras, en el territorio nacional hay una red de trenes de 3.316 kilómetros, según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) de la cual solo se usa 9%, representada en dos tramos que no superan los 300 kilómetros operados.

Según la Agencia, el corredor más importante es el que transporta carbón de Drummond, en la ruta Chiriguana – Santa Marta, la cual está compuesta por 246 kilómetros y es operado por Fenoco.

La otra vía que está habilitada está en Bogotá y es el famoso Turistren de la Sabana, que cubre la ruta Bogotá – Zipaquirá, a través de 53 kilómetros, siendo el único corredor que permite pasajeros comerciales a nivel nacional, así como estudiantes de las universidades con sede en el norte de Bogotá.

Los otros kilómetros están en desuso, han sido abandonados y desmantelados o se encuentran en proceso de restauración, en cuatro proyectos que tiene radicados la ANI.

Sin embargo, la ANI aseguró que en los últimos cinco años se han hecho avances para la recuperación de 800 nuevos kilómetros de vía férrea existente, “que permaneció inactiva por un largo tiempo, y ha permitido llamar la atención de empresas extranjeras interesadas en reactivar la operación, así como de la inversión de recursos de otros gobiernos como el francés y el británico que nos permitirán utilizar el gran conocimiento ferroviario”

Dentro de los rieles que están siendo restaurados, Dueñas destacó el que pasa por “el sector La Dorada – Chiriguaná, al cual le está invirtiendo algunos recursos, pero no son los suficientes para los trenes comerciales. Desde 1998 no pasa un tren comercial en este sector”.

Según esta entidad, la rehabilitación y mantenimiento de esta vía, de 522 kilómetros, que se suma a los 267 kilómetros de las vías que se están administrando y manteniendo en torno a la capital del país (Bogotá – Facatativa, Bogotá – Zipaquirá y La Caro – Belencito).

Estas inversiones suman aproximadamente $177.000 millones y son trabajos por medio de contratos de Obra pública.

Otros proyectos adelantados

Según los registros de la ANI, hay cuatro proyectos que se están haciendo para mejorar el transporte a través de líneas férreas. Además del corredor La Dorada – Chiriguaná, uno de los más importantes tiene que ver con la Red del Pacífico, la cual contempla la rehabilitación, conservación, operación y explotación del corredor. Está a cargo de la concesión de la Red Férrea del Pacífico, que tiene a su cargo un total de 498 kilómetros, de vía desde el puerto de Buenaventura, hasta la zona franca del Eje Cafetero, ubicada en el municipio de la Tebaida.

El trayecto entre Bogotá y Belencito es otro de los que tienen planes de recuperación. De acuerdo con la ANI, este cuenta todos los tramos desde Bogotá, pasando por La Caro, Zipaquirá y Facatativa.

Sin embargo, a pesar de que existe la idea de recuperar algunas de estos corredores y se han hecho anuncios en torno a ellos, Dueñas cree que las inversiones han sido muy bajas.

¿Cuáles son las cifras que tiene el Regiotram?

De acuerdo con el Conpes, que establece la importancia estratégica de este proyecto, se espera que el Regiotram esté operando desde 2021, y tenga una capacidad de 12.600 pasajeros en hora pico. En las zonas suburbanas, la velocidad comercial que alcanzará este tren es de 70 kilómetros por hora, mientras que en las zonas urbanas marchará a una velocidad de 27 kilómetros por hora. El valor del proyecto solo, es de $1,3 billones, pero debe sumarse la inversión predial, el IVA de la utilidad, lo que incrementa el costo de este proyecto que promete conectar a Cundinamarca y la capital del país.

Fuente: El Colombiano 

gifgooglenews