Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A pesar de los riesgos y consecuencias, un 54% de los propietarios de carros y motos en todo el país no la ha realizado. Hay más de cinco millones y medio de automotores en Colombia circulando sin revisión técnico-mecánica al día


Esta revisión puede costar 115 mil pesos para motos y unos 260 mil para vehículos familiares, y se hace una vez al año. Lo más preocupante es que el 75% de los evasores son motociclistas, es decir hay 4,5 millones de motos que ruedan sin esa exigencia y justamente son ellos los más involucrados en accidentes de tránsito.

Andar sin revisión tecno-mecánica lo expone a que le inmovilicen el vehículo, le impongan una multa, a pagar el costo de los patios de tránsito, y a hacer de todas formas la revisión que estaba evadiendo.

Cifras preocupantes 

Igualmente, confirmó la cifra dada por Fenalco, sobre la cual indicó que: “Hemos venido alertando del aumento en las evasiones, tanto de las revisiones técnico - mecánicas como del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat). Se trata de un tema cultural y que debemos inculcarle al ciudadano, porque sin estos documentos se les pueden generar peligros a la comunidad y a él mismo”.

Resaltó también que vienen trabajando con las autoridades para implementar la digitalización de los trámites, pues “en Colombia se volvió costumbre que para que la revisión sea válida se debe portar el documento, el cual puede ser falsificado fácilmente. Por esto, nuestra iniciativa es montar todas las revisiones y los Soat a la plataforma Runt, de forma que dotemos a los controladores con herramientas para que los validen”.

Es importante recordar que los costos de la revisión técnico - mecánica varían según el tipo de vehículo y la ciudad, pero un cálculo hecho por este diario, señala que, en promedio, puede costar $142.574, con lo cual la evasión fiscal podría ascender hasta los $800.000 millones anuales.

De allí también que el superintendente Jaramillo confirmara que en enero del próximo año esperan que la entidad sea reestructurada, por parte de Presidencia y el Departamento Administrativo de la Función Pública, con el fin de que les dé más ‘dientes’ en este y otro tipo de situaciones.

“No es posible que más del 56% de las fallas que se presentan en los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA) estén relacionadas con aspectos que directamente causan accidentes en las vías, sobre todo porque no conocemos los datos de las revisiones fraudulentas o no realizadas”, añadió el Súper.

Y agregó que en sus exámenes a los CDA han encontrado prácticas irregulares, como la “presencia de usuarios dentro de las pistas, la realización de una prueba que falla y que a la media hora vuelven a presentar y ahí sí se aprueba, además de que algunas inspecciones sensoriales no se están haciendo”.

Por lo anterior, una de sus acciones inmediatas tiene que ver con que comenzarán a hacer revisiones detalladas de las fotografías que se realizan en dichos procedimientos, al igual que un control de cuánta capacidad tienen los centros por cada hora y no por días, como hoy se desarrolla.

Sumado a esto, el gerente del concesionario Runt alertó que al desagregar los datos de evasión en la revisión técnico - mecánica, se puede encontrar que casi 30.000 buses de transporte público se ‘rajan’ en dicho balance, lo que representa al 43% de toda la flota nacional. En busetas, la cifra asciende a 42%.

“El llamado es a que se diseñen controles más fuertes, ya que (por ejemplo) casi la mitad de los buses que hay en el país, y que transportan miles de pasajeros, no tienen vigente su revisión”, concluyó Patiño.

Fuente: Portafolio.com

gifgooglenews

americanenglishcompany