Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las empresas recién creadas en Colombia, que tienen más probabilidad de sobrevivir son aquellas que exportan, arrancan con más de un establecimiento, están en actividades profesionales, científicas y técnicas, información y comunicaciones o del sector financiero, y no en minerales ni alojamiento o restaurantes


Así lo muestra un informe que será presentado este jueves en la primera jornada del Congreso de la Confederación de Cámaras de Comercio de Colombia (Confecámaras), en Cartagena. 

Según el reporte, el 78,3 por ciento de los negocios que se abren en Colombia sobreviven el primer año.

El estudio revisó el caso de Colombia y lo comparó con 23 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), institución que promueve lo que considera buenas prácticas.

La supervivencia de los negocios en Colombia en el primer año supera a la registrada en Portugal, con 69 por ciento; México, con 67 por ciento; Alemania, con 76,8 por ciento; Dinamarca, con 75,4 por ciento, y España, con 76,4 por ciento.

No obstante, se ubica lejos de los líderes del escalafón: respectivamente, Holanda, con 92,6 por ciento; Eslovenia, con 90,2 por ciento, y Bélgica, con 92 por ciento.

El estudio indica además que a los 3 años la supervivencia de las empresas colombianas baja al 61 por ciento, aunque supera a Portugal, con 35,3 por ciento; Hungría, con 50,3 por ciento; Alemania, con 50,2 por ciento; el Reino Unido, con 49,6 por ciento; Dinamarca, con 52,8 por ciento; Noruega, con 53,4 por ciento; Polonia, con 55,7 por ciento; Bulgaria, con 60,3 por ciento; República Checa; con 60,4 por ciento; Argentina, con 60,1 por ciento, y España, con 55,1 por ciento. El líder indiscutido es Bélgica: 98,4 por ciento.

Al término de los 5 años solo sobrevive el 42,9 por ciento de las firmas creadas en Colombia, superando a Portugal, con 29,6 por ciento; México, con 35 por ciento; Hungría, con 38,5 por ciento; Alemania, con 39,6 por ciento, y el Reino Unido, con 39,7 por ciento. El líder es de nuevo Bélgica, con 82,2 por ciento.

Por ello, según el estudio de Confecámaras, en general, las estadísticas sugieren que sostener un nuevo emprendimiento parece ser una tarea difícil para los inversionistas, indistintamente del país donde estén localizados.

Por ello hay un creciente interés de los gobiernos por entender cuáles son esos factores que explican los altos índices de fracaso.

El informe 2016 de la Ocde afirma que la elevada mortalidad de las iniciativas puede desincentivar a emprendedores potenciales y a posibles acreedores y obstaculizar, por esta vía, el crecimiento económic