Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cuando el Gobierno Nacional y las organizaciones humanitarias describen el flujo de venezolanos que ingresan a Colombia por la frontera, lo llaman “gota a gota”: hay días en que el conteo oficial reporta el paso de 25.000 ciudadanos, a veces son 30.000 y en ocasiones suman 36.000


Coyunturas como la elección de la Asamblea Nacional Constituyente son determinantes, pero los venezolanos que hacen el tránsito por el Puente Internacional Simón Bolívar cruzan para abastecerse y suelen retornar (ver informe). Por eso, las autoridades que hacen presencia en la frontera coinciden en que la situación está bajo control.

Ahora, si el gota a gota se convirtiera en avalancha por cualquier giro sorpresivo en la política o economía del país vecino, Colombia tiene bajo la manga un controvertido plan: construir campos de refugiados para venezolanos en la frontera.

El plan de contingencia es manejado en el más alto nivel de las instituciones. Juan Carlos Restrepo, consejero de Seguridad de la Presidencia, está a la cabeza. Según le dijo a EL COLOMBIANO, el presidente Juan Manuel Santos lo encargó, junto con Cancillería, para asegurar que ante una eventual crisis migratoria “en el territorio haya lo que se necesita”.

“Tenemos lista la logística y de dónde la vamos a sacar y cómo se va a administrar”, reveló. “Sabemos qué se requiere y pues estaremos preparados para abordar esa opción”, continuó, sin agregar más detalles.

De hecho, Restrepo y otros dos representantes del Gobierno Colombiano (Carlos Iván Márquez, director de la Unidad de Gestión del Riesgo, y Víctor Alfonso Bautista, director para el Desarrollo y la Integración Fronteriza del Ministerio de Relaciones Exteriores), visitaron entre el 7 y el 14 de mayo pasados campos de refugiados en Turquía, país al que han llegado tres millones de sirios en seis años de conflicto.

“El Gobierno colombiano estaba interesado en saber cómo ha hecho Turquía para abrir las puertas a los sirios sin restricciones y con efectividad, y evaluar cómo ha sido la gestión de la política hacia los refugiados”, le respondió la Embajada de Turquía a este diario, y agregó que ese país, que ha levantado 10 campos de refugiados, está dispuesto a acompañar al Gobierno de Santos en esa materia.

De acuerdo con Restrepo, el viaje se hizo por invitación de la Agencia de Cooperación del Gobierno de Turquía (TIKA), y tenía como propósito compartir las experiencias de ese país en el manejo de una crisis de refugiados de grandes proporciones.

Dentro de los aprendizajes estuvo el énfasis del gobierno turco en tener una trazabilidad rigurosa de los migrantes, es decir, recoger información sobre cada una de las personas que llegan al país: su ubicació