Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Todos quisiéramos atención inmediata, pero los médicos deben dar prioridad a aquellas personas cuya vida está en peligro inminente


En urgencias, por lo general, una enfermera o un enfermero jefe hacen una revisión inicial del paciente. Le toman los signos vitales, realizan una rápida inspección visual y le preguntan sobre los motivos de la consulta, los síntomas y señales de alerta

A partir de esa información, lo clasifican en alguno de los siguientes 5 niveles de triage:

Triage I: pacientes que requieren atención inmediata, hay un riesgo urgente para su vida. Atención en cuestión de minutos.

Triage II: pacientes cuya condición puede evolucionar hacia un pronto deterioro y requiere atención rápida. Atención en máximo 30 minutos.

Triage III: los que necesitan medidas diagnósticas y terapéuticas en urgencias. Su atención demora hasta 2 horas.

Triage IV: pacientes cuyas condiciones médicas no comprometen su estado general, ni hay riesgo para su vida. Puede ser remitido a una IPS de menor complejidad.

Triage V: los que tienen problemas agudos o crónicos, pero sin evidencia de deterioro que comprometa su estado general. Lo remiten a consulta externa.

La congestión en urgencias también es responsabilidad de los usuarios. Muchos acuden a este servicio sin que sea necesario, demorando la atención de pacientes que sí requieren consulta médica inmediata. Use las salas de emergencia de forma responsable.

Fuente: Noticiascaracol.com

gifgooglenews