Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Así lo recordó la Superintendencia Financiera a representantes legales, miembros de junta directiva, revisores fiscales, oficiales de cumplimientoy contralores de las entidades vigiladas


Como sabemos, las difíciles condiciones sociales, políticas y económicas en Venezuela han desatado una oleada migratoria hacia Colombia. El gobierno de Nicolás Maduro no cesa en sus hostigamientos a la población opositora y las cifras lo muestran. De acuerdo a la oficina de Migración Colombia, hay reportados unos 40.000 venezolanos que viven legalmente y se calcula que otros 60.000 están en el territorio colombiano en situación irregular.

Asimismo, en una investigación del sociólogo y experto en migración de venezolanos, Iván De La Vega, docente de la Universidad Simón Bolívar, con sus colegas y alumnos, se concluye que son 900.000 los venezolanos los que han llegado al país en los últimos 20 años, por el efecto de la ‘revolución socialista’ y la crisis de este país.

Pero las puertas no han estado cerradas del todo para estos inmigrantes. Una de las medidas fue el Permiso Especial de Permanencia (PEP), dirigido de manera exclusiva a los nacionales venezolanos, que se creó mediante las Resoluciones 5797 del 25 de julio del 2017 expedida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y 1272 del 28 de julio del mismo año, emitida por la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia.

Precisamente, Jorge Castaño, superintendente financiero, emitió la Carta Circular 68 de 2017 dirigida a las entidades crediticias y financieras, con la cual se permitió recordar que el Permiso Especial de Permanencia (PEP) en compañía del pasaporte o del documento nacional de identificación, tiene plena validez como identificación, y por lo tanto deben ser admitidos como documentos suficientes para que los nacionales venezolanos contraten o abran productos y/o servicios financieros en las entidades supervisadas en Colombia.

El objeto de la carta también fue hacer seguimiento a una comunicación previa, dirigida por Migración Colombia a la propia SFC, en la que señaló que “ ‘(…) debido a las circunstancias especiales que amerita el caso, el Permiso Especial de Permanencia (PEP) deberá ser presentado ante las autoridades colombianas en compañía del Pasaporte o del Documento Nacional de Identidad y servirá como identificación de los nacionales venezolanos en el territorio nacional.’, (…) de lo allí indicado se colige que el Permiso Especial de Permanencia es un documento válido de identificación y por tanto las autoridades colombianas públicas y privadas deberán admitir el mismo como requisito legítimo en los trámites