Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La tragedia de Mocoa es apenas la última alerta de la naturaleza que le recuerda a Colombia todos los días la importancia de la prevención contra los fenómenos naturales


No en vano, distintas autoridades como los Ministerios de Ambiente y de Vivienda, el Ideam y todas las entidades que forman parte del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres han insistido en la necesidad de que Alcaldes y Gobernadores, y todas las entidades responsables, adopten los planes de contingencia para evitar nuevos desastres.

“Esto no es un juego. Colombia es uno de los diez países más vulnerables al cambo climático, vamos a tener este tipo de eventos extremos con mucha frecuencia si no se adoptan medidas urgentes”, dice el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, tras reprochar que “muchos municipios del país no tienen actualizados los mapas de riesgo de desastres”.

Nada más la semana pasada, el propio director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Ómar Franco Torres, presentó al país el primer ‘Mapa de Riesgos de Inundaciones y Deslizamientos’, que da cuenta de la vulnerabilidad a estos fenómenos de 22 departamentos y 27 municipios del país.

Valle del Cauca, Atlántico, Cundinamarca, Magdalena, Antioquia, Córdoba, Cesar, Cauca y Meta son los de mayor amenaza por inundaciones lentas.

Mientras tanto, los departamentos con mayor amenaza de crecientes