Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Hoy es un día lleno de diversión para los niños, pero también puede convertirse en riesgo,  si no se toman precauciones

Atoridades policiales recomiendan a las instituciones de salud, educación, centros de desarrollo infantil, jardines infantiles, padres de familia o acudientes de menores, en general:
 
Acompañar a los niños durante todo el recorrido. Nunca permitir que salgan solos a pedir dulces. Tampoco use máscaras ni disfraces incómodos que impidan la identificación del menor, ni obstruya las vías visuales y respiratorias.
 
Si le aplica maquillaje, verifique que la pintura no sea tóxica y que el producto cuente con registro sanitario. Si bien es bueno  que reciban dulces, acéptelos solo de personas conocidas y vecinos, o de establecimientos reconocidos como centros comerciales y almacenes de cadena.
 
Antes de que los niños consuman cualquier obsequio comestible, examínelo. No permita que consuman dulces de aspecto húmedo o con envolturas sospechosas o abiertas y verifique la fecha de vencimiento.
 
Inspeccione los alimentos de fabricación casera y descártelos si sospecha que están en mal estado.
 
Como adulto responsable verifique que la zona donde se va a realizar el recorrido sea segura y conocida, procure andar en grupos y no se separe del niño. Tenga a la mano un celular para emergencias.
 
Salga, en lo posible, a tempranas horas. No espere la noche y procure no correr con el niño. Tampoco permita que los niños suban a vehículos de personas desconocidas.
 
No olvide que debido al alto consumo de dulces, los niños pueden presentar dolor abdominal, náuseas, vómito y cuadros diarreicos.

Tenga cuidado con los niños al pasar las calles, use los puentes peatonales. Ubique un tarjetero adherido a su ropa con sus nombres, dirección y teléfono.

Evite que los niños se encuentren solos entre multitudes y  muéstrele a sus hijos a dónde deben ir en caso de perderse, también enséñeles a reconocer los diferentes uniformes utilizados por las autoridades y entidades de servicio.
  
Es importante tener en cuenta que los niños, niñas y adolescentes no siempre advierten los peligros, por lo que corren más riesgos de ser víctimas. 

Hable con ellos sobre las medidas de precaución que deben tener con personas extrañas, incluyendo los adultos disfrazados.

americanenglishcompany