Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Defensoría del Pueblo alertó de los daños ambientales que ha causado la explotación minera en el departamento de Cundinamarca, principalmente en municipios como Choachí, Sibaté y Soacha


La entidad registró en su última visita de inspección a la vereda San Jorge de Soacha, graves daños en ecosistemas ambientalmente estratégicos y protegidos por sus características de páramo.

Así lo dio a conocer Andrés Peña, defensor regional de Cundinamarca, “la fauna y la flora que tenemos en estas zonas de Cundinamarca se encuentran en peligro, principalmente por la explotación minera tenemos más de 63 hectáreas que hacen parte del poligonal minero que va hasta el 2040 y en unos años será una cantera abierta”.

Según cifras entregadas por el ente de control, Cundinamarca cuenta con 1.013 títulos mineros vigentes, 1.062 solicitudes de contrato de concesión y aproximadamente 270 solicitudes de legalización.

Los vecinos de estas zonas han denunciado que el agua potable y sus cultivos se han visto afectados por los trabajos que realizan las empresas mineras.

“Nos están dañando las nacientes de agua y las autoridades no han querido protegerlas, así mismo nos están dañando la agricultura ya que dañan los cultivos y los pastos al momento de ingresar las volquetas”, manifestó Héctor Humberto Bello, campesino de la vereda San Jorge de Soacha.

Por las cifras registradas y la falta regulación institucional para realizar los controles estrictos que demandan aspectos como la compensación para las áreas intervenidas, la entidad solicitará la intervención de otros organismos de control y una acción más decisiva del Estado en materia de prevención.

gifgooglenews