Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un preocupante panorama en torno al suministro del agua se prevé para el municipio de Tocancipá, en Cundinamarca, en un futuro cercano


En un artículo de la Revista Semana se dio a conocer una investigación realizada por la ingeniera ambiental y sanitaria Claudia Paola Barrera Soler, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia, quien llama la atención por las afectaciones que genera el crecimiento industrial en esta población, ubicada al norte de Bogotá.

La mayor presencia de sectores como el agropecuario, en particular con cultivos de rosas y claveles para exportación y el industrial, representado en actividades como producción de bebidas alcohólicas, gaseosas, productos alimenticios, además de la presencia de bodegas industriales, generan preocupación en torno a lo que pueda suceder con el suministro de agua.

El estudio analizó cuál era el balance de la gestión del recurso hídrico en Tocancipá (Cundinamarca), es decir, qué tan bien se estaba realizando la implementación de programas, proyectos o acciones relacionados con este recurso natural. Además, buscaba determinar si todo lo que estaba pasando había sido planificado en el tiempo.

Al final, la investigación arrojó una calificación de dicha gestión del agua con 49,6 puntos sobre 100, la cual se considera negativa o con un alcance bajo. La principal amenaza de este balance desfavorable, según la investigación realizada por la ingeniera Barrera, es el crecimiento industrial acelerado y no planificado que experimenta el municipio.

La importante oferta hídrica con la que cuenta Tocancipá, además de su cercanía a Bogotá, han hecho atractivo al municipio para que esas nuevas economías lleguen cambiando las dinámicas de su territorio, al pasar de una vocación agropecuaria doméstica a una intensiva, además del desarrollo de actividades completamente industriales.

Pero el problema no para allí. Otro agravante es que, al incrementarse la industria, también llega una población flotante o transitoria que forma parte de esta y que, en últimas, terminará siendo permanente. Por ende, el sector inmobiliario y de construcción también se ampliará de manera considerable, aumentando la demanda del agua para usos domésticos.

Para adelantar el estudio, dirigido por el profesor José Javier Toro Calderón, de la misma institución educativa, con sede en Bogotá, identificaron qué conflictos podrían existir en la demanda hídrica global para después llegar a lo local, analizando la oferta y la demanda en Tocancipá.

En este punto se analizó la estrategia que adoptó el municipio para gestionar su recurso hídrico entre 2016 y 2019, a través del programa E3. P_G. AGUA de la administración municipal, con el que buscaba trabajar la conservación del agua.

Dicho programa, explica la investigadora, fue medido con la metodología para la evaluación de gestión y resultados de la Contraloría General de la República (CGR), la cual tiene cuatro etapas. En la primera evaluaron los tipos de variables, factores mínimos y principios del programa. La segunda fase presenta una matriz de calificación de la gestión y resultados, en la que se establecieron unos valores de referencia según el programa evaluado para saber qué tan bien se desarrolló.

“Por ejemplo, una variable era ‘eficiencias’ y la descripción era ‘¿Se cumplió con el 100 % de las actividades programadas?’; entonces yo me iba al programa y miraba y si se había cumplido, por ejemplo, en un 80 %”, dice la ingeniera Barrera.

De ahí se pasó a la fase tres: evaluación y resultados, en la que la matriz daba una calificación general de lo que había sido el programa. Por último, pasaron a la cuarta fase, que consolida la calificación de la gestión de resultados, la cual da un valor que se califica como favorable o desfavorable.

Tomado de Semana.com

mcp

Pin It