nectarsidebar

corporacionandina

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cada día son más las iniciativas de empresas y organizaciones que se suman a la recuperación y conservación de ecosistemas que son clave para la conservación del medio ambiente


Una de ellas está relacionada con la restauración ecológica de 11.079 hectáreas de bosque seco tropical en El Quimbo (Huila). La segunda tiene que ver con la restauración y protección de 690 hectáreas del bosque Renace, en Cundinamarca y, la tercera, con la recuperación del Ecoparque Sabana.

En el primer proyecto, el Área de Restauración Ecológica de Bosque Seco Tropical de El Quimbo, que tiene una extensión de 11.079 hectáreas, la compañía Enel-Emgesa ejecutó, con el apoyo de la Fundación Natura, un plan piloto que dejó 918 hectáreas declaradas ante Parques Nacionales Naturales como Reserva Natural de la Sociedad Civil "Cerro Matambo". Allí se caracterizaron grupos de fauna y vegetación y además fue descubierta una nueva especie de flora denominada Pitcairnia huilensis, entre otros hallazgos.

Con la información científica recolectada, los gestores del proyecto tienen una base para iniciar la segunda fase del programa de recuperación ecológica más grande de la región interandina, la cual tiene como propósito lograr que la totalidad del área de compensación quede amparada bajo esta figura de protección y conservación, para así convertirse en la Reserva de la Sociedad Civil más grande del país en el ecosistema de bosque seco tropical.

>> Cundinamarca tiene Área Importante para la Conservación de Aves (AICA)

Restauración de bosque alto andino

Una de las iniciativas desarrollada en Cundinamarca, consiste en la restauración y protección de 690 hectáreas de bosque alto andino en el Bosque Renace, de gran relevancia para la región del Tequendama ya que contribuye con la sostenibilidad hídrica y ambiental de las comunidades; la conservación de especies de fauna y flora nativa; y la conectividad de los ecosistemas ubicados en la cuenca media y baja del Río Bogotá, entre los que se destacan los parques Chicaque y la Poma.

Con el apoyo de entidades especializadas en conservación y biodiversidad, en este ecosistema se han identificado más de 200 especies de fauna y flora, incluyendo especies clasificadas internacionalmente como vulnerables o en peligro crítico.

 

logogooglenews

Pin It