Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca ordena al ministerio de Agricultura, al Instituto Colombiano Agropecuario, la ANLA, evaluar si los polinizadores están siendo afectados por cuatro insecticidas


La mesa de trabajo que se realizará tiene como fin profundizar en la investigación científica y valoración sobre el estado actual del impacto de los insecticidas en la mortandad de abejas y de otros polinizadores.

Le interesa: Hoteles para abejas, proyecto que busca conservar esta especie

El abogado Luis Domingo Gómez interpuso una acción popular contra el Ministerio de Agricultura, el ICA, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y otras entidades porque el uso de dicho insecticida afecta a las abejas, así como el medio ambiente.

Dice que las abejas como polinizadores, abejorros,colibríes y otra serie de insectos y de aves, son los que cooperan en el proceso de producción de alimentos, y que además “son los que transportan el polen y permiten la fecundización de las frutas”.

Lea: Así cuidan las abejas en Cundinamarca

Aseguró que las abejas ayudan a que la humanidad tenga disponible un poco más del 70 por ciento de los alimentos que se consume y que estos elementos neonicotinoides “vienen siendo objeto de seguimiento por la comunidad científica y por los agricultores y por los apicultores, no solo en Colombia sino en el mundo”

El Tribunal tuvo en cuenta varios estudios científicos, en los que se documenta la presunta afectación a los polinizadores que son expuestos a la sustancia.

Las sustancias son: clothianidin, thiamethoxan, imidacloprid y fipronil, los cuales, según el demandante, causan graves daños a las abejas y a los polinizadores.

gifgooglenews