Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Con respecto al volumen acumulado, las lluvias se han concentrado hacia la zona occidental y noroccidental del territorio con valores que en promedio fluctuaron entre 250 y 500 milímetros


Por parte de la vertiente oriental del río Magdalena y la cuenca media del río Negro, se registró entre 150 y 249 milímetros.

En la cuenca alta de los ríos Bogotá, Machetá y Tunjuelo, es un período de transición a la temporada seca que regularmente se fortalece en diciembre.   

Sin embargo el incremento de los niveles de los principales afluentes, no sobrepasan los rangos de desbordamiento, y hasta el momento, conservan valores corrientes, se han registrado eventos como derrumbes, que pueden responder también a variables como el estado de los suelos y la ausencia de coberturas vegetales de los terrenos. 

Además, pese a que algunos cuerpos hídricos se encuentran por debajo de los promedios normales históricos, el panorama observado por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) podría variar, teniendo en cuenta que noviembre es un mes lluvioso que, por lo general, presenta un comportamiento similiar al mes de octubre. 
 
Es por ello que la entidad emitió una serie de recomendaciones para la población en general con el fin de prevenir los daños graves que podrían ocasionar las lluvias en el territorio. 

Estas responden a estar atento de la información que emita el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, entre otras entidades operativas. 

Atención al cambio climático

Realizar monitoreo entre vecinos si en los lugares de vivienda se tiene riachuelos o canales cercanos, así como notificar a los organismos de control la evidencia de un cambio de nivel de los mismos.

Otra alternativa de prevención es hacer mantenimiento preventivo de acueductos veredales y los sistemas de recolección de aguas lluvia o alcantarillados.

Por otro lado, para los entes territoriales, la CAR recomendó verificar el estado de la infraestructura de las comunidades, establecer mecanismos comunitarios de soporte de agua potable, y la vigilancia del estado de la limpieza de tanques de almacenamiento. 
 
Por último, fomentar la consolidación de comités municipalesque informen a los comités departamentales, sobre señales de peligro o cambios importantes que permitan la emisión de alertas oportunas para evitar posibles desastres.

mcp

logogooglenews

Pin It