Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ruptura intencionada en el Poliducto de Oriente, por cuenta de una perforación criminal, se reportó en el municipio de Guachetá, vereda Ranchería, sobre el río Quebradahonda, afluente de la Laguna de Fúquene


Por su parte, la CAR Cundinamarca hace presencia con monitoreo de la Brigada y funcionarios de la Dirección Regional Ubaté, verificando la pronta intervención de ECOPETROL y su plan de contingencia.

Según la información entregada, la perforación es de aproximadamente 7/16 de pulgada sobre el poliducto provocó vertimiento de combustible (gasolina) sobre el cuerpo de agua, afectándose hasta ahora, cerca de 1,5 kilómetros lineales sobre el cauce del mencionado río. 

Ecopetrol ha acordonado el perímetro y activó su plan de contingencia, por lo que pasadas las 12:30 del día se cerró la fuga y a esta hora, se evalúan los daños generados. El Ingeniero Rafael Robles, asesor en Gestión del Riesgo de la CAR Cundinamarca, afirmó que “estamos trabajando aguas abajo del derrame, pues en el punto de la emergencia no hay acceso debido a las condiciones explosivas que se pueden presentar”. 

La Corporación ha informado a las alcaldías de Fúquene, Guachetá y Chiquinquirá para que activen los planes de contingencia previstos para este tipo de emergencias y estén atentos a brindar el apoyo requerido.

Por el momento, la dirección regional Ubaté de la CAR junto con Ecopetrol, realizan monitoreos constantes en la fuente de agua, desde el punto de la emergencia hasta la laguna de Fúquene, para evitar que el combustible ingrese y afecte la laguna.

gifgooglenews