Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Car indicó que la provincia de Sabana Centro que abarca municipios como Cajicá, Chía, Cota, Nemocón, Tabio, Tocancipá o Zi­paquirá, es la que más aporta contaminantes. Solo el año pasado, habrían emitido 4.375 to­neladas de material particulado


Zipaquirá, por su parte sería el municipio que más aporta contaminantes especialmente por emisiones por fuentes móviles, principal­mente de monóxido de carbono al tener las vías de mayor tráfico vehicular.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca -Car-, dejó en evidencia que la provincia de Ubaté es una de las zonas en donde las empresas más contaminan el aire por emisiones de fuentes fijas o industriales.

Según la corporación ambiental, las activi­dades industriales en producción de sal refi­nada, vidrio, ladrilleras, fabricación de coque, fundición de metales, autopartes, arcilla, entre otras, son las que más aportan contaminantes.

Provincia de Ubaté y contaminación

De acuerdo al reporte provincial, Ubaté presentó el mayor número de quejas de orden ambiental, con 22.68% en el primer semestre del año 2017; seguido por el municipio de Lenguazaque con 18.56%, del mismo modo, los municipios de Carmen de Carupa y Guachetá, tienen una intervención de 16.49% y 9.28% respectivamente y los municipios de Cucunubá y Tausa participaron con un porcentaje del 8.25% cada uno. En menor proporción estuvieron los municipios de Fúquene con el 7.22% de participación, Susa y Simijaca con un porcentaje de 4.12% cada uno y por último el municipio de Sutatausa con el 1.03%.

Entre las denuncias presentadas se encuentran: quemas a cielo abierto, talas de árboles y captaciones, en esta última las más comunes son las relacionadas a captaciones ilegales, vertimientos domésticos y pecuarios, ampliación de áreas para cultivos sobre zonas de ronda de las quebradas y construcción de obras en cauces. Por su parte los daños reportados al recurso suelo, están reflejados principalmente en el manejo de vertimientos por el desarrollo de actividades industriales de empresas procesadoras de lácteos, el inadecuado manejo en el sector minero como carbón, gravillas, materiales de construcción y arenas silíceas

gifgooglenews