Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La laguna de Otún (Risaralda) y la de Sonso (Valle del Cauca) serán protegidos bajo este tratado. En la mira están otros cuatro que serán claves para el equilibrio ecológico del país ante los efectos devastadores del cambio climático


Este sábado el presidente Juan Manuel Santos oficializó la decisión de incluir en el listado internacional la laguna de Sonso y la ampliación de la laguna de Otún. El anuncio lo hizo el primer mandatario, acompañado del ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, en la vereda Santa Bárbara de Chaparral, Tolima.

El decreto, expedido por el presidente, reconoce la importancia ecológica de estos ecosistemas, que son patrimonio de la humanidad. Además, le permitirá al país acceder a recursos de cooperación internacional para conservar los humedales que sirven como esponjas naturales, capaces de mitigar los efectos del cambio climático: inundaciones y sequías.

En 1998 se firmó el tratado Ramsar: un documento que se elaboró en la ciudad iraní, que lleva su mismo nombre, para proteger los humedales alrededor del mundo. Hasta la fecha, el país ha declarado seis sitios Ramsar, lo que significa que cerca de 708.000 hectáreas de humedales están protegidas por ser consideradas de importancia internacional. Pero con estos nuevos, ya serían ocho en el listado del país.

De acuerdo con el último estudio del Instituto Humboldt, el 26 % de nuestro país es un humedal. Lo que corresponde a 30 millones de hectáreas aproximadamente. Ante esta cifra descomunal, el Gobierno ha procurado sacar leyes para restringir el uso de estos ecosistemas, aunque sea en algunas partes del territorio. Por eso, esta declaración, “responde a las tareas que tenemos de conservación de la biodiversidad y de hacernos más resilientes a todo lo que tiene que ver con desastres de variabilidad del clima”, dijo Murillo, ministro de Ambiente.

El humedal de la laguna de Sonso está ubicado en el Valle del Cauca y, de acuerdo los datos suministrados por la Presidencia, “es único e irremplazable por su amplia variedad biológica, entre la que se encuentran más de 24 especies de anfibios y reptiles, 50 de mamíferos, 31 de peces y 25 de flora”. En aves, se han registrado 162 especies, de las cuales 34 son catalogadas como especies migratorias.

El humedal de la laguna de Otún, donde se encuentran los pantanos del Quindío, es un área que limita con el Parque Nacional Natural Los Nevados y que obtuvo una ampliación de 6.578 hectáreas a 167.452 hectáreas.

Según el Ministerio de Ambiente el valor de esta área radica, también, en que abriga a afluentes hídricos que abastecen acueductos municipales, como el complejo de la cuenca alta del río Quindío, desde donde se les garantiza el suministro de agua a aproximadamente 300.000 habitantes.

Actualmente, el Ministerio de Ambiente avanza en el proceso de designar cuatro nuevos humedales Ramsar en el país. Entre ellos están: la ciénaga de Ayapel, en Córdoba; los lagos de Tarapoto, en el Amazonas; el complejo de humedales del bajo Atrato, en el Chocó, y el río Vita, en el Vichada.

Fuente: El Espectador 

gifgooglenews

americanenglishcompany