Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Qué ha pasado con el fallo?, ¿las instituciones y los municipios han cumplido? Estas son algunas de las preguntas que trata de responder la Clínica Legal e Interdisciplinar del Medio Ambiente (Clima) de la Universidad El Bosque


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en coordinación con el Ministerio de Minas y Energía, en un término de seis meses debía delimitar geográficamente las zonas excluidas de minería.

1. Avance: Se encuentra en ejecución y no se pudo cumplir el plazo ordenado por el Consejo de Estado. Desde 2014, el Ministerio trabaja con la Unidad de Planificación de Tierras Rurales – Upra, las autoridades ambientales como la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y la Secretaría Distrital de Ambiente de Bogotá, y ha recibido insumos de entidades municipales, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, gremios, comunidades y entes de control para determinar las zonas mineras y las zonas excluidas.

2. Creación de la Gerencia de la Cuenca Hidrográfica del Río Bogotá

Avance: Debía ser creada a más tardar en febrero de 2015. Solo en julio de este año, el ministerio anunció que radicaría el proyecto de ley para dar origen a esta institución que gestionará, orientará y hará seguimiento a los recursos económicos para limpiar el río.

3. Identificar e inventariar las zonas donde es necesario comenzar procesos de reforestación protectora mediante la siembra de especies nativas colombianas.

Avance: La CAR adelanta gestiones en este aspecto y aunque el plazo se vencía en febrero de 2016, no ha cumplido totalmente este punto.

4. Adquirir y realizar mantenimiento a las áreas que permiten promover la conservación y recuperación de recursos hídricos que surten de agua a los acueductos municipales, distritales y regionales.

Avance: La CAR determinó las áreas de importancia estratégica. Hasta el momento se han delimitado y priorizado cerca de 237.853 hectáreas para conservar el recurso hídrico. Está pendiente el aval del Consejo Estratégico de la Cuenca del Río Bogotá y la verificación por parte del Ministerio Público.

5. Actualización de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) de los municipios que hacen parte de la cuenca del río Bogotá.

Avance: Se han hecho esfuerzos, pero el presupuesto ha sido una de las mayores limitaciones.