Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En China, al igual que en muchos otros países en el mundo, estudiar no está al alcance de cualquiera y es habitual que muchos jóvenes pidan préstamos para poder financiarse los costos


Pero el precio que algunos estudiantes deben pagar por no devolver el dinero adeudado en el plazo estipulado -por lo general miles de dólares- puede ser demasiado alto.

Tanto que a veces la moneda de cambio incluye la "venganza pornográfica"cada vez más popular en internet. Una investigación reciente del diario estatal Youth Daily, de Pekín,reveló un alarmante dato: cada vez son más los prestamistas que extorsionan a las estudiantes amenazándolas con publicar sus fotos desnudas si se retrasan en los pagos.

Para poder acceder a estos créditos las estudiantes deben proporcionar fotos de ellas mismas desnudas, mostrando a la cámara su documento de identidad. Se trata de una "garantía de pago" que les permite acceder a sumas de dos a cinco veces más altas.

Para muchas, sin embargo, esta la única opción de costearse los estudios o de poder hacer frente a otro tipo de pagos.

Según el informe, si hay un retraso en el pago los usureros amenazan con publicar las fotos en internet y con enviarlas a sus familiares y amigos. Además, aumenta desproporcionadamente la cuota de interés.

A veces las amenazas van más allá de la publicación de las fotos; los medios locales advierten que se llegaron a dar casos de coacción sexual.

Una de las afectadas dijo al periódico local Southern Metropolis Daily que pidió un préstamo a una de estas compañías por valor de US$75. La cuota de interés semanal era del 30% y pronto su deuda se multiplicó.

Después continuó pidiendo créditos para poder pagar los anteriores, y la deuda aumentó hasta US$8.347. Fue entonces cuando el prestamista le exigió una foto desnuda como "garantía".

La joven, que se aprestaba a reportar el incidente a la policía, le dijo al periódico que muchas de sus compañeras de clase también se habían visto afectadas por las extorsiones de este tipo de usureros, pero no querían comentarlo en público.

Hasta el momento, las autoridades chinas no han lanzado ninguna investigación sobre estos controvertidos esquemas de préstamos.

Fuente: BBC

 

gifgooglenews