Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El 18 de marzo, 13 elementos de seguridad pública y policía judicial fueron emboscados y masacrados por miembros del Cartel de la Familia Michoacana en el Estado de México, cuando hacían un patrullaje de rutina


Ese mismo día, el cadáver de Carlos Sánchez Martínez, alias "El Cholo”, narcotraficante asociado al Cartel de Sinaloa, secuestrado y torturado por la organización rival Cartel Jalisco Nueva Generación, fue abandonado a plena luz del día sentado en la banca de la plaza principal de Tlaquepaque, Jalisco, como una tétrica escultura en ‘homenaje' a la violencia y brutalidad de los grupos criminales en México.

La política pública de combate al narcotráfico emprendida por el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de "abrazos no balazos", no solo ha causado estragos palpables en las calles de México, sino que es motivo de análisis y preocupación en el gobierno de Estados Unidos, la primera potencia del mundo y el principal socio comercial de México.

Según la Estrategia Internacional de Control de Estupefacientes 2021 (INCSR por sus siglas en inglés), elaborado por el Departamento de Estado del gobierno de Joe Biden, y enviado el dos de marzo pasado al Congreso.

En él se evalúan las acciones de combate al tráfico de drogas, precursores químicos ilegales y lavado de dinero de más de cincuenta países con los que Estados Unidos tiene acuerdos internacionales para luchar contra estos delitos. De acuerdo con el reporte, actualmente México es una de las naciones en situación más crítica.

Se afirma que pese a que en 2020 la pandemia de COVID-19 prácticamente paralizó la economía del mundo, los carteles de la droga mexicanos aumentaron su producción y tráfico de drogas, sobre todo heroína, metanfetaminas y el terrible fentanilo; y multiplicaron sus operaciones de lavado de dinero en el sistema financiero mexicano.

En contraste a ese crecimiento de operaciones ilegales, el gobierno de AMLO disminuyó los decomisos de droga y precursores químicos para su producción; destruyó menos plantíos de amapola y confiscó menos bienes y dinero.

mcp

logogooglenews

Pin It