Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Donald Trump ha sancionado a la compañía estatal de Petróleos de Venezuela (PDVSA), lo que ha obligado a esta a buscar socios a los que abastecer y se ha fijado en la India


Actualmente, el país hindú recibe 366.000 barriles por día, cifra que las autoridades venezolanas quieren duplicar, lo que situaría las exportaciones de petróleo de la India al nivel de las adquisiciones de China. 

Le sugerimos Maduro insiste en un complot de E.E.U.U. para invadir a Venezuela

El Nuevo Orden Mundial

Lo que ocurre en Venezuela se comprenderá con la claridad que ofrece el tiempo, con la misma naturalidad que hoy sabemos del hundimiento del USS Maine, pero mientras tanto no queda más remedio que observar con atención los movimientos del tablero mundial:

  • Intento de venta de Venezuela de petróleo a India.
  • Acuerdo petrolífero de Arabia Saudí a China.
  • Retirada de tropas norteamericanas de Oriente Próximo.
  • Aumento de la presión internacional, incluyendo una amenaza de intervención militar, sobre Venezuela y, sobre su petróleo.

Las reticencias de Europa a subir el gasto militar al 2% solicitado 4% deseado, así como los esfuerzos que deben hacer los norteamericanos, cada vez mayores, para conseguir el respaldo de Europa. Ni el viejo continente ni gran parte de sus países respaldaron los movimientos norteamericanos en Venezuela hasta que fueron presionados.

Lea Maduro expresa que Colombia solo puede ofrecer “cocaína” como ayuda a Venezuela

Caerá o no Venezuela, pero sigan atentos los movimientos, porque hasta Europa está cada vez más cerca de crear un Ejército único y recuperar su soberanía en cuanto a la política exterior (Macron y Merkel en 2018: "la época en la que podías confiar en EE.UU. se acabó"). O lo que es lo mismo: independizarse.

El nuevo orden mundial que se dibuja estará constituido por al menos cuatro potencias —Estados Unidos, Rusia, China y la India—, a la que podrían sumarse hasta tres potencias más si consiguen 'independizarse' —Europa, Brasil y Pakistán—. Más allá de los cambios que de ello se derivarían, no parece que un mundo gobernado por ocho potencias termine por ser un mundo peor, pero eso a día de hoy es más profético que analítico y no está la partida para augurios.

Fuente: RT/ Luis Gonzalo Segura

mcp

Pin It