Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se ordena sacar el cuerpo de Francisco Franco de su actual emplazamiento en el Valle de los Caídos. Así lo anunció la ministra española de Justicia, Dolores Delgado


Desde que el Gobierno expresó su intención de acometer el traslado de los restos, la polémica al respecto ha formado parte de la actualidad social y política de España, y las reacciones se han ido sucediendo a lo largo de los meses.

Lea Argentina: Comienza nuevo juicio por delitos de la dictadura cometidos en un hospital público

Una de las más significativas fue la aparición, en julio del año pasado, de una campaña anónima en las calles de España y en las redes sociales, que incluía carteles con fotografías de Franco y la imagen de la cruz del Valle de los Caídos, todo ello junto al lema 'El Valle no se toca'.

Posteriormente, alrededor de un millar de personas de ideología franquista se manifestaban en el propio Valle de los Caídos en señal de protesta por el anuncio del Gobierno de proceder a la exhumación de los restos del dictador.

Le sugerimos Capturado ex jefe del Ejército chileno por delitos de lesa humanidad

El destino del cadáver

Sin duda uno de los principales obstáculos que el Gobierno ha tenido que afrontar para legalizar la exhumación ha sido la firme oposición de los nietos del dictador.

Después de la firma del decreto que autorizaba el traslado del cuerpo, la primera decisión que hicieron pública fue que su abuelo fuese enterrado en el panteón que los Franco poseen en la cripta de la Catedral de la Almudena, junto al Palacio Real de Madrid y en pleno corazón de la capital del país. También querían que su sepelio fuese acompañado de honores militares.

No obstante, el Gobierno alegó que enterrar los restos de Franco en La Almudena no era aconsejable por motivos de "orden público y seguridad".

gifgooglenews

americanenglishcompany