nectarsidebar

comunicadomegacityp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

En algunos países las penas son bastante severas, muchos incluso implementan la pena máxima, o tienen incluso la cadena perpetua o prisión perpetua


1. Pena de muerte

Todos los países tienen su propia legislación y formas de aplicar la ley a los delitos sexuales contra menores. Sin embargo, existen 19 países del mundo, casi todos en  el continente africano y asiático, que tienen dentro de su legislación la pena capital para abusadores sexuales. 

En la lista se encuentran China, Corea del Norte, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Uganda, Guyana, Irán, Irak, Kuwait, Pakistán, Palestina, Siria, Sri Lanka, Tailandia, Tayikistán, Vietnam, India, Bangladesh e Indonesia.

Bangladesh, por ejemplo, la normativa es bastante estricta en cuanto a la protección de menores de 15 años. En este país, cualquier contacto sexual con un menor es un delito susceptible de ser castigado con la pena de muerte.

China es también un país duro con los abusadores. La pena de muerte es ineludible para estas personas, así como también se aplica para otros delitos como evadir impuestos, robar combustible y aceptar un soborno.

2. Prisión perpetua o cadena perpetua

El presidio perpetuo o cadena perpetua es una pena privativa de libertad de carácter indefinido, que normalmente se impone como condena ante un delito grave, y que puede implicar la privación de libertad de por vida. 

En la mayoría de jurisdicciones en las que no se contempla la pena capital, la cadena perpetua (en especial sin posibilidad de libertad condicional) constituye el castigo más severo que puede recibir un criminal.

En Francia, por ejemplo, la pena más dura del Código Penal es la de "perpetuidad irreducible", creada en 1994, en la última época del presidente socialista François Mitterrand. En casos excepcionales establece una prisión efectiva ilimitada. Este castigo se destina especialmente a los condenados por asesinato de una víctima menor de 15 años y cuya muerte estuviese "precedida o acompañada de una violación, de torturas o de actos de barbarie".

3. América Latina

El Instituto Interamericano del Niño asegura en América Latina más de dos millones de niños y adolescentes son explotados sexualmente cada año. Esto indica que cada hora 228 menores, en su mayoría niñas, son violadas, en la mitad de los casos, por algún miembro de su familia.

Colombia, por su parte, tiene uno de los códigos penales más severos del continente para castigar la violación contra menores y mayores de edad. Pero esto no aleja al país de la dura realidad en sus cifras sobre abuso sexual a menores.

En Argentina, los violadores de menores pueden pagar hasta 20 años de prisión y, cuando se presenta más de un abuso perpetrado por el mismo individuo, se puede contemplar la cadena perpetua e incluso la castración química para abolir ese deseo sexual. En Perú y Chile la prisión vitalicia puede aplicarse en casos graves de violación cuando el menor pierde la vida a manos del actacante.

En cambio, México es uno de los países con peor protección infantil de la región. En 25 de los 32 estados de la nación, la violación infantil no es considerada un delito grave y los abusadores condenados pueden salir de la cárcel pagando multas.

Fuente: El Tiempo

Descuentos en Megacity:

megacityp

 

logogooglenews

Pin It