Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Esta semana varias ciudades de Honduras se convirtieron en escenario de fuertes protestas por el presunto fraude electoral y manipulación de los datos para favorecer al actual presidente hondureño Juan Orlando Hernández frente al candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, que cuenta con el apoyo del exmandatario derrocado Manuel Zelaya


Como medida de respuesta, el Gobierno hondureño decretóel estado de excepción y el toque de queda por diez días.

¿Por qué tanta polémica?

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) todavía no ha dado a conocer el resultado definitivo del recuento de los votos en las elecciones generales del 26 de noviembre. Según datos provisionales, con el 42,92 % de los votos lidera Hernández, seguido de Nasralla, quien obtuvo el 41,42 %. Los primeros resultados dieron como ganador al candidato opositor. Para el resultado definitivo aún faltan 1.031 actas, que constituyen alrededor del 5 %.

El magistrado presidente del TSE, David Matamoros Batson, prometió este jueves que las actas faltantes serían escrutadas de manera especial el viernes, pero finalmente el escrutinio se postergó hasta el sábado para asegurar la presencia de los representantes del partido gobernante (Partido Nacional) y la Alianza de Oposición.

Debido al retraso en el recuento de los votos los simpatizantes de Nasralla acusaron al TSE de fraude en el proceso electoral. El propio candidato anunció que no reconocerá los resultados y tachó lo ocurrido de un "golpe de estado dado por el presidente".

Exigió el recuento de "las más de 5.174 actas que no fueron transmitidas de manera regular" el 26 de noviembre y "fueron introducidas al sistema sin que fueran enviadas via scan desde las mesas receptoras de votos".

Nasralla denunció inconsistencias y trampas en el accionar del candidato oficialista, como por ejemplo el cierre de colegios electorales una hora antes de lo planeado, la inclusión de "muertos" en sus votos, "dinero que pagaron", y que no "dieron tarjeta de identidad a varias personas".

La tensa espera electoral desembocó en disturbios y enfrentamientos con fuerzas del orden público en varias ciudades de Honduras, que a día de hoy han dejado 5 muertos y alrededor de 20 heridos en la zona norte, así como más de 100 detenidos, informa el diario hondureño La Prensa.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se ha pronunciado sobre la situación que vive Honduras y ha llamado la atención sobre el hecho de que ni Estados Unidos ni la Organización de Estados Americanos (OEA) han comentado el prolongado retraso en el recuento de votos o sobre los disturbios en Honduras.

"A casi una semana de las elecciones, ¿por qué EE.UU. y la OEA mantienen un silencio cómplice sobre las elecciones en Honduras y la muerte de ciudadanos?", preguntó en su cuenta de Twitter el presidente boliviano Evo Morales, quien además ha denunciado que en la Organización de Estados Americanos "no solo no se pronuncian, sino parecen mirar a otro lado".

Por su parte, la Conferencia Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), ha denunciado violaciones de los derechos de los hondureños durante las protestas pacíficas, indica Telesur.

La entidad señaló que el país vive "grandes retrocesos democráticos y violaciones a los derechos humanos" y planea denunciarlo ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos con el fin de lograr el respeto del Gobierno a los derechos de sus ciudadanos.

La Conadeh reiteró en la conferencia de prensa que Juan Orlando Hernández pasó por encima de la Constitución del país para postularse en las presidenciales y que su candidatura es inconstitucional.

Fuente: RT

gifgooglenews

todoslosarticulospoinciana