Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La maltrecha economía de Zimbabue sufrió un nuevo golpe con la operación militar que el miércoles puso bajo arresto domiciliario al presidente Robert Mugabe y abrió una crisis política aún no resuelta


A medida que crecía la incertidumbre sobre el destino del país, lo hacía también la cotización del bitcoin, criptomoneda convertida en el último valor fiable en un mercado condicionado por una desbocada inflación.

El precio de las transacciones con esta criptodivisa se disparaban en Harare. Oliver von Landsberg-Sadie, fundador de la correduría de criptodivisas Online BitcoinBro, le dio a la BBC una posible explicación.

"En un contexto en que la economía está siendo golpeada, que en los últimos días está sufriendo una crisis política total, los únicos refugios seguros para almacenar activos pueden fijar su precio".

Si algo caracteriza la economía de Zimbabue es la descontrolada inflación, que hizo caer la cotización del dólar zimbabuense (Z$) hasta extremos inusitados.

En 2008, un dólar llegó a cambiarse en 35.000 billones de dólares zimbabuenses. El gobierno se vio entonces obligado a renunciar a tener una moneda nacional y dejar que el mercado funcionara con divisas extranjeras.

La carrera desenfrenada de los precios es imposible de asumir para la población de un país en el que, según los sindicatos, el 90% estaba desempleada al comenzar 2017.

La constante escasez de papel moneda también llevó a las autoridades a emitir unos billetes propios nominados en dólares estadounidenses, pero rápidamente perdieron su valor.

Además, existen severas restricciones a la retirada de efectivo de los ahorros depositados en los bancos, por lo que a los zimbabuenses les quedan pocas opciones aparte de la de recurrir a criptomonedas como el bitcoin.

Para muchos, es lo único seguro en un mercado en el que nada más lo es. Según Landsberg-Sadie, "en Zimbabue la divisa de facto es el dólar, pero es un dólar que tiene tres valores diferentes dependiendo de cómo se use".

"Si alguien va a comprar un artícul