Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hace un año, los militares turcos no lograron quitarle el poder al presidente Erdogan. Tras un referendo que incrementa sus poderes con le presidente, la tensión con Europa crece y se incrementan los signos de autoritarismo


Hace un año, los puentes sobre el Bósforo en Estambul estaban bloquados por el Ejército. Por el cielo de la ciudad turca pasaban aviones de combate y helicopeteros mientras la ciudad se llenaba del ruido de disparos.

La primavera árabe había logrado ponerle fin a los regímenes autoritarios de Libia, Egipto y Túnez, pero lo que estaba pasando en las calles turcas era distitno. La noche del 15 de julio de 2016, un grupo de militares que se había tomado las intalaiciones del canal estatal anunció que se tomaría el poder para proteger la democracia del las garras del presidente Recep Tayyip Erdogan. En ese entonces, Erdogan llevaba diez y seis años en el poder y hoy sigue ahí, sin mostrar indicios de querer salir de ahí..

Para que el plan de los militares turcos prosperara habrían necesitado, por un lado, el  apoyo de todas las fuerzas militaresn y, por otro lado, el respaldo popular. Ninguna de las dos pasó pasó. Horas después del anuncio que hicieron en televisión, los enemigos políticos de Erdogan salieron a condenar el ataque y cientos de personas se tomaron las calles y las redes sociales para pedir el regreso de la democracia.

La mañana después de las manifestaciones masivas, un académico le dijo turco le confesó al periódico británico The Guardian uno de sus mayores miedos: “Anoche existía la posibilidad de que el Gobierno utilizara esto para volver a usar un lenguaje unificador, para volver a hablar de paz, para unir el país. Sin embargo, hoy parece que van a usar el golpe para consolidarse en el poder”. Así fue.

Con una gran parte de sus adversarios en la cárcel, Erdogan empezó a impulsar un referendo para modificar la constitución. El objetivo, aunque se disfrazó con la idea de modernizar la constitución que había sido redactada por una j