Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

China anunció la semana pasada que, por primera vez, logró extraer cantidades considerables de una sustancia semejante al hielo bajo el Mar Meridional de China que muchos consideran clave para los suministros energéticos del futuro


Las autoridades de ese país calificaron la extracción de este "hielo combustible" como un gran avance. Y de hecho, lo es: extraer este hielo -algo que también están intentando Estados Unidos y Japón- es una tarea extremadamente compleja.

¿Pero qué es exactamente esta sustancia y por qué se la considera clave como fuente de energía global en el futuro?

Reservas inmensas en todo el planeta

El hielo combustible o hielo inflamable es una mezcla helada de agua y gas. "Parecen cristales de hielo, pero cuando mirás más de cerca, a nivel molecular, se ven las moléculas de metano encerradas dentro de las moléculas de agua", explica  Praven Linga, profesor del Departamento de Ingeniería Química y Biomolecular de la Universidad Nacional de Singapur.

Gráfico

Oficialmente conocidos como hidratos o clatratos de metano, se forman a temperaturas muy bajas, en condiciones de presión elevadas.

  • Pueden encontrarse en sedimentos bajo el lecho marino así como también bajo el permafrost, en tierra.

A pesar de la temperatura gélida, estos hidratos son inflamables. Si le acercas un encendedor, el gas encapsulado dentro del hielo hará que se forme una llama. Por esta razón también lo llama hielo de fuego.

Cuando se reduce la presión o se eleva la temperatura, los hidratos se descomponen en agua y una gran cantidad de metano.

Un metro cúbico de esta sustancia libera cerca de 160 metros cúbicos de gas. Esto quiere decir que es un combustible de gran intensidad energética.

El problema, sin embargo es que extraer este gas es extremadamente difícil y es un proceso que consume mucha energía.

Países pioneros

Los hidratos de metano fueron descubiertos en el norte de Rusia en los años 60, pero no fue sino hasta 10 o 15 años más tarde que se empezó a investigar cómo extraer el gas de los sedimentos marinos.

Japón, debido a la carencia de fuentes de energía naturales, fue pionero en este camp