Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El polvo es normalmente considerado un problema ambiental. Sin embargo, en China es la falta de polvo lo está haciendo que empeore el problema de la contaminación del aire


Un nuevo estudio señala que cuando hay menos polvo, más radiación solar impacta la superficie de la Tierra y eso reduce la velocidad del viento.

Y, a su vez, la falta de viento hace que se acumule el aire contaminado en las regiones más densamente poblada de China.

Según los investigadores, que publicaron su estudio en la revista Nature Communications, la reducción en los niveles de polvo causan un 13% de aumento en la contaminación provocada por el hombre en la región.

Arena del desierto de Gobi

Cerca de 1,6 millones de muertes al año están vinculadas al aire contaminado, según muestran diversos estudios.

Pero esta nueva investigación asegura que la contaminación creada por el hombre se intensifica o reduce por la acción del polvo que llega naturalmente empujado por el viento desde el desierto de Gobi, en el norte de China.

Mediante el uso de modelos que simularon 150 años de patrones del viento y el polvo, los investigadores descubrieron que el polvo refleja cantidades significativas de luz solar. Sin polvo, más calor del Sol toca la superficie de la Tierra.

Las diferencias de temperatura entre el mar y la tierra hacen que sople el viento. Cuando la Tierra se calienta más por falta de polvo, el viento se torna más débil y hace que haya más contaminación ambiental.

"Hay dos fuentes de polvo. Una es el desierto de Gobi y la otra son las tierras altas del noreste de China, pero el desierto de Gobi tiene una influencia mucho mayor", dice Yang Yang, investigador del Laboratorio Nacional del