Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La creación de Israel en 1948 trajo muchos problemas para el Medio Oriente. Si bien los judíos habían vivido un Holocausto terrible y necesitaban una tierra a la que llamar “casa”, su llegada a los territorios palestinos generó una guerra que no encontró un fin


Los palestinos fueron expulsados de sus casas y sus tierras dejaron de pertenecerles. El odio creció y creció y, varios de ellos, decidieron tomar venganza por mano propia. Gran parte del terror de Medio Oriente se originó por este conflicto aunque en la actualidad las causas son variadas.

Lo cierto es que muchos palestinos no solo perdieron sus tierras y sus pertenencias, sino que también perdieron sus vidas o a sus familiares. Desde 1947 -un año antes de que Estados Unidos acepte que Israel es un Estado- la matanza de los palestinos se ha convertido en algo sistemático. Millones de palestinos fallecieron. Sin embargo, hasta el día de hoy se sigue cuestionando si lo que sucede es o no genocidio; si es o no un holocausto.

Es imprescindible entender de qué hablamos cuando hablamos de “holocausto”, solo así podremos entender si lo que les sucede a los palestinos desde el siglo pasado es o no es un genocidio de tal calibre.

Entonces resulta necesario definir qué se entiende por genocidio y por holocausto, según la Real Academia Española (RAE) y qué es considerado “genocidio” según las Naciones Unidas (ONU). El genocidio es, según la RAE, el “exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza,etnia, religión, política o nacionalidad”; por otro lado, el holocuasto es definido como la “gran matanza de seres humanos”.

Para la ONU, el genocidio es entendido como “la matanza de miembros de un grupo; la lesión grave a la integridad física o mental de los miembros de un grupo; el sometimiento intencional de un grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrar su destrucción física, total o parcial; medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno de ese grupo; o el traslado por fuerza de niños de ese grupo a otro grupo. Todos estos actos con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”.

Millones y millones de personas han fallecido en estos años de guerra. Además, una gran cantidad de personas fueron expulsadas de su hogar y se convirtieron en refugiados, en personas sin hogar y sin tierra. Desde la ONU se ha denunciado algunos accionares ilegales de Israel, no obstante, no hay nada que afirme o desmienta que lo que sucede hace más de 50 años sea un holocausto.

Quien fue líder político cubano durante muchísimos años -y que falleció en 2016- escribió, en 2014, que “una nueva forma repugnante del fascismo está emergiendo con gran fuerza”, refiriéndose al problema de Medio Oriente y, a su vez, agregó que “el genocidio nazi de los judíos indignó a todos los pueblos de la tierra. ¿Por qué este gobierno cree que el mundo no será sensible al genocidio macabro que hoy se perpetúa contra el pueblo palestino?”.

gifgooglenews

americanenglishcompany