Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El 2017 es un año fundamental para combatir la mutilación genital femenina (MGF) y llegar al objetivo de la ONU para 2030: terminar con ella. Para darle punto final a esta práctica que viola los derechos humanos, es necesario concentrarse en África, el continente donde hay un mayor número de MGF


No obstante, no hay que olvidarse de que en América Latina, Estados Unidos y el Reino Unido también sucede. Es por eso que los gobiernos y las organizaciones internacionales se han puesto en marcha para acabar con esta práctica que poco entiende de religiones. Más que un dogma religioso es motivado tanto por la cultura como los dogmas sociales.

¿Qué tan común es esta práctica alrededor del mundo? Lamentablemente, mucho más común de lo que desearíamos.

Antes que nada, es preciso aclarar que la mutilación genital femenina es una violación de de los derechos humanos de las mujeres.

  • Se estima que, a nivel mundial, 200 millones de niñas y mujeres han padecido alguna forma de mutilación genital. De esa potente cifra, 500 mil viven en Europa.
  • Las niñas de 14 años son las que más sufren esta práctica. 44 millones de niñas de esa edad han sido mutiladas. Esto se debe a que la MGF se realiza, principalmente, en niñas y adolescentes.
  • Por año, 3 millones de mujeres y niñas tienen riesgo de enfrentarse a esta dañina práctica que no solo viola sus derechos sino que, además, viola su dignidad y afecta la integridad física de todas las que lo padecen.

En la Unión Europea (UE) decidieron poner especial énfasis en los círculos cercanos. “Maestros, médicos, enfermeros, policías, abogados, jueces y más son la clave para este objetivo”, explica el comunicado.

gifgooglenews

americanenglishcompany